Estímulo para los bebés

Las actividades que favorecen el lenguaje, que comienza a despertar cuando el bebé tiene entre 10 y 11 meses de edad, puede basarse en algunos consejos sencillos.

Estímulo para los bebés

SANTO DOMINGO, 30 de septiembre (Panorama) – Los infantes necesitan de mucha estimulación mientras crecen y se forman como nuevos seres humanos. Gran parte de esta estimulación provendrá de los padres y los familiares más cercanos del bebé, y aunque según Liliana Stein, autora de Estimulacion Temprana: Guía de actividades para niños de hasta 2 años la estimulación debe comenzar desde que el bebé se encuentra en el vientre materno, cuando nace hay que seguir implementando algunos ejercicios y técnicas que le ayuden a crecer paso a paso.

Las actividades que favorecen el lenguaje, que comienza a despertar cuando el bebé tiene entre 10 y 11 meses de edad, puede basarse en algunos consejos sencillos. Primero que nada, si ya el bebé vocaliza algunos sonidos está en manos de papá, mamá o algunos familiares cercanos el seguirlo estimulando para que siga vocalizandolos y para que vaya incrementando su acervo de sonidos y gorjeos. Pueden ayudarse con alguna revista colorida o libro infantil.

Con el libro o la revista en sus manos vaya mostrándole al bebés las distintas imágenes y figuras y a la vez nombrandolas: “casa”, “árbol”, “niño”, “señor”, etc. Esto le ayudará además a reconocer gráficamente las cosas y personas que tiene en su entorno y a identificarlas en su cotidianidad. Otro ejercicios que se puede practicar es comenzar a hablarle al niño o la niña con la estructura de pregunta respuesta.

Para estos fines, Puede preguntar la niño en voz alta “Dónde está papá?” a continuación señálelo y reponda mirando al niño “ahí está papá”. Haga esto a diario con cuantas personas o cosas haya en su entorno. También puede tomar a su hijo en brazos e irse de turismo por la casa nombrando absolutamente todo lo que encuentra al tiempo que lo señala. Por ejemplo, en la cocina dígale, mientras apunta con el dedo hacie el sitio donde se encuentra: “Eso es una lámpara, aquello es un plato”, etcétera. En el dormitorio, dígale al bebé: “Esa es la cama donde duermen papá y mamá, esa es la mesita de luz” etcétera. Esta actividad, tiene la ventaja adicional de que hace que el niño conozca mejor la casa y eso le ayuda a sentirse más cómodo con el entorno.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Si ya el bebé vocaliza algunos sonidos hay que seguirlo estimulando para que siga vocalizandolos y para que vaya incrementando su acervo. Foto: Morguefile.com.

Actividades para favorecer el desarrollo social

– Recuerde que es fundamental que el contacto de su hijo no se restrinja a usted. Permita que otras personas le den de comer: Permita que otras personas le den de comer: sus hermanos, el abuel o o abuela, algún niño vecino, etcétera.
– Realice o participe de alguna reunión con madres y bebés de una edad similar a la de su hijo.
– Incentive el contacto del bebé con la naturaleza. Busque un arbusto con flores (compruebe que no sean tóxicas y que no posean espinas) y anime a su hijo a observarlas, olerlas y tocarlas.
– En general, las plazas y los parques no suelen estar pensados ni hechos para bebés sino para niños un poco más grandes. No obstante, nada impide llevar a su bebé a esos espacios verdes. En esta etapa, usted podrá tenerlo en brazos para que vea a otros niños ya mayores, hamacándose, tirándose por ele tobogán o jugando en el arenero. También es una excelente idea que usted se hamaque suavemente con él.