Más vida, menos pantallas

Los niños pequeños no deberían tener perfiles en redes sociales. Además de exponerlos a valores negativos y peligros se les abe la puerta a que prefieran lo virtual antes que lo real.

Más vida, menos pantallas

SANTO DOMINGO, 21 de septiembre (Panorama) – “Hemos dejado que nuestros niños entren muy pronto a las redes sociales”, opina Olga María Renville, psicóloga y terapeuta. Cada vez más la tecnología se convierte en el peor enemigo de la socialización y las relaciones interpersonales.

La experta afirma que los primeros años de la vida deben ser para iniciar y luego reforzar las habilidades de socialización, y aunque la familia tiene algo de responsabilidad la escuela tampoco ayuda si prioriza la búsqueda de información por Internet y desestima el trabajo en grupo.

Lo verdaderamente saludable es que el educador priorice la participación de los alumnos entre ellos y la comunicación efectiva; que se fomente el trabajo y las dinámicas de grupo; que no todas las asignaciones conduzcan a un computador; se desarrolle la capacidad de compartir y que la competencia que se genere sea sana y enfocada a las labores académicas y al saber.

Los adolescentes

La adolescencia es un tiempo de búsqueda de la identidad donde el aislamiento, la rebeldía y el desafío a la autoridad pueden ocurrir. Estas actitudes se agravan en una familia disfuncional, ausencia prolongada de los padres o si el joven no tiene bases sólidas creadas en la infancia. Las dificultades en materia de socialización en esta etapa son comunes.

Renville dice que comprensión y el seguimiento son vitales. No hay que olvidar que la adolescencia es la etapa más vulnerable del desarrollo humano: “No es niño, pero tampoco adulto”. No saber a qué grupo pertenecen les crea irritabilidad. “Aunque pongan cara y no quieran salir a participar en actividades familiares, hay que llevarlos por las buenas, negociando, la negociación es importante en esta etapa”, dice Renville. También hay que poner reglas (y poner el ejemplo) sobre los momentos y lugares en que no está permitido el uso del celular, la computadora o los audífonos.


Recomendaciones para los padres:

Cómo incrementar las habilidades de socialización en niños y adolescentes

  • Los niños pequeños no deben tener perfiles en redes sociales (Facebook, Twitter). Además de exponerlos a  valores negativos y peligros (a través de una red social se miente, se engaña, se crean falsas identidades) les abrimos la puerta a que prefieran lo virtual a lo real.
  • Que la comunicación con los niños dependa menos de un teléfono. Que sientan el amparo y la protección presencial de sus padres es esencial para una buena autoestima y sentirse amados y queridos.
  • Determine momentos sagrados como las comidas o la hora de ir a la escuela, donde puede tener una comunicación efectiva con sus hijos. No se permitirán teléfonos móviles, reproductores de música, juegos de video o computadoras.
  • Aprenda a negociar con su hijo adolescente. Bajo ningún concepto lo deje en casa si hay una actividad familiar, de la escuela o de su trabajo. Trate siempre de manejar la situación de manera positiva para evitar conflictos.
  • Si su hijo le pide que lo lleve a casa de un amigo a estudiar o hacer un trabajo, no le diga “no puedo”, haga un esfuerzo. También puede permitirle realizar reuniones en su casa.
  • Conforme grupos con los hermanos, primos, vecinos y compañeros de clases de sus hijos para ir los fines de semana al parque y compartir juegos, dinámicas y una pizza. Es simple, barato y efectivo.
  • Si papá y mamá se comunican a través de las redes sociales y el celular todo el tiempo el niño sentirá que es la forma de llegar a sus padres. Priorice las relaciones humanas a las virtuales

Leave a Reply

Your email address will not be published.