¿Quieres decorar la oficina?

Los colores claros eficientizan la iluminación y evitan el cansancio ocular por saturación. Instituciones, empresas o negocios suelen usar sus colores corporativos.

¿Quieres decorar la oficina?

SANTO DOMINGO, 30 de septiembre (Panorama) – La oficina es el nido del negocio, el espacio donde se planifica, donde se llevan a cabo estrategias y proyectos, se reciben y atienden clientes… Cuando hay tanto ocurriendo en un mismo lugar, es necesario que el entorno sea placentero e inspirador, pero sobre todo funcional y agradable.

La diseñadora de interiores Yonaira Merejo define de manera sencilla la oficina: “Son espacios de trabajo”. De esta breve afirmación se desprende lo esencial, y es el espacio la mayor riqueza con que cuenta cualquier área de trabajo. Debe haber suficiente espacio donde almacenar, desplazarse y circular. Luego hay que pensar en una iluminación, que Merejo califica de “columna vertebral de una oficina”.

Decoración
¿Trabajar sin luz? Imposible. Una iluminación pobre o inadecuada reduce la productividad y favorece la fatiga. Evítelo. Y si su oficina vive en el caos, apertréchese de muebles que aporten capacidad de almacenaje para documentos y material gastable; y belleza estética.

“Los muebles permiten definir un espacio. En una oficina no puede faltar un escritorio o mesa de trabajo, una silla o sillón y algún mueble o elemento que permita archivar documentos”, aconseja Merejo.

stocksnap.io
El blanco, es un color ideal por su neutralidad. Foto: stocksnap.io

CONSEJOS PRÁCTICOS DE LA EXPERTA

Colores: los colores claros eficientizan la iluminación y evitan el cansancio ocular por saturación. Instituciones, empresas o negocios suelen usar sus colores corporativos.

Iluminación: lo ideal es la mezcla adecuada de luz blanca y amarilla, y el uso de la iluminación directa a través de una lámpara de escritorio.

Accesorios: deben ser mínimos y estratégicos. Pueden colocarse, pero no permitir que estorben o desluzcan. Valore la presencia de una planta ornamental, flores naturales o fuentes con agua: energía de vida.

Mobiliario: debe ser confortable, resistente, ergonómico. Su diseño depende de la naturaleza, el área de trabajo y del gusto. Prefiéralo no muy elaborado.

Decoración eficiente para áreas laborales
Lo más importante al decorar una oficina es adaptarla para realizar en ella un oficio en particular o, si se tratara de un cubículo dentro de una empresa, revestirla de nuestra personalidad con simples detalles.

Ninguna oficina es igual a otra. Según su propósito, la decoración, los muebles y hasta la disposición de todo varía.“Varía el color, los materiales, el tipo de asiento de trabajo y de espera”, dice la diseñadora de interiores Yonaira Merejo.

Afirma que siempre deberá tomarse en cuenta el oficio que se ejerce en la oficina y al tipo de personas que se recibirán. Esta es la mejor pauta para diseñar el interior.

Los cubículos
Hay oficinas variadas. Están las siempre cómodas y deseadas individuales (de tamaño variable, con baño o sin él), algunas se comparten en grupos pequeños y otros espacios son tan amplios que se dividen en cubículos que permiten más o menos privacidad a sus ocupantes.

“En los cubículos se le da primacía a la optimización del espacio, es decir, se trata de almacenar y trabajar en un espacio muy mínimo”, detalla Merejo.

Esas áreas de trabajo, aunque mínimas, son espacios más o menos independientes y como “el tamaño del espacio es lo que lo determina todo”, para decorar el cubículo las pautas son las mismas que en el caso de cualquier otra oficina. Lo realmente importante en un cubículo, donde no se puede recurrir a grandes transformaciones, añadir nuevos muebles o cambiar el color de la pared, es que su entorno refleje la personalidad de su dueño. Esto -a decir de Merejo- se consigue con toques o detalles sutiles, cosas pequeñas pero con personalidad.

DPZPTWJ07T
La iluminación es un aspecto esencial que beneficia la productividad. Foto: stocksnap.io

Otros espacios
En oficinas con despacho o en consultorios médicos se recomienda colocar asientos frente al escritorio de la persona que preside la oficina en cuestión, pero lo realmente importante es darle calidez al entorno. Esto puede hacerse “a través de un objeto decorativo, souvenirs, un lindo portalápices o pisapapeles, un buen portarretrato o un cuadro interesante, una planta natural o una fuente de agua o una bombonera”, aconseja Merejo.

Añade que aunque las oficinas públicas no deben personalizarse, siempre existe la manera de impregnar un toque personal a cualquier lugar sin romper esquemas, mucho más si se trata de un espacio donde se pasa tantas horas cada día. Recuerde que el exceso de elementos rompe la armonía, distrae y puede convertirse en un problema en el momento en que llegue a ser señalado por sus superiores.

Un consejo importante es que, independientemente del aspecto estético, la oficina es un área funcional, donde por sobre todas las cosas debe primar el orden. Mantener su área laboral ordenada no sólo le permitirá mejor concentración en las labores, también hará lucir con mucho mayor esplendor cualquier detalle decorativo.

OTROS CONSEJOS:
La necesidad de espacio varía según la naturaleza de la oficina. Un consultorio médico necesitará espacio para recibir al paciente que se sienta frente al doctor y espacio extra para realizar el examen físico. Los atelieres de artes requieren de un espacio para trabajar, mesas de trabajo e iluminación óptima, sillas altas, lámparas de dibujo, lupas, etcétera.

Estilo de moda
El estilo contemporáneo, que muchos llaman moderno o minimalista, es cómodo, práctico y funcional, es decir, todo lo que necesita una oficina. “Este estilo está muy de moda en nuestro país”, apunta Merejo.