CEP continua proceso que debe culminar el 24 de este mes

Lucie Marie-Carmel Paul-Austin, integrante del CEP, puso en marcha este miércoles cursos de capacitación para los miembros de las mesas de votación y supervisores de todo el país.

CEP continua proceso que debe culminar el 24 de este mes

PUERTO PRÍNCIPE, 13 de enero (Panorama) —     El Consejo Electoral Provisional (CEP) prosiguió hoy el proceso que debe culminar el 24 de este mes con la segunda vuelta presidencial, pese a que uno de los dos candidatos no ha asegurado aún su participación en los comicios.

Lucie Marie-Carmel Paul-Austin, integrante del CEP, puso en marcha este miércoles cursos de capacitación para los miembros de las mesas de votación y supervisores de todo el país, que se extenderán incluso hasta dos días antes de las elecciones.

Paul-Austin llamó la atención sobre la necesidad de poner a prueba las habilidades, la capacidad y el sentido de responsabilidad de los supervisores y los miembros de las mesas electorales como parte del actual proceso, para garantizar que los funcionarios comprendan y asimilen cuanto antes las distintas etapas de la votación.

(151025) -- PUERTO PRINCIPE, octubre 25, 2015 (Xinhua) -- Una mujer deposita su voto en una urna electoral durante las elecciones generales en un centro de votación, en Puerto Príncipe, Haití, el 25 de octubre de 2015. Unos seis millones de haitianos están convocados a votar por representantes en el parlamento, en segunda vuelta, y por autoridades municipales así como para elegir al sucesor del presidente haitiano Michel Martelly, cuyo mandato concluye en mayo de 2016. (Xinhua/Luz Sosa) (ls) (vf) (ce)
PUERTO PRINCIPE, octubre 25, 2015 (Xinhua) — Una mujer deposita su voto en una urna electoral durante las elecciones generales en un centro de votación, en Puerto Príncipe, Haití. (Xinhua/Luz Sosa) 

La nueva etapa llega en momentos en que el CEP para enfrentar divisiones internas y problemas a solo dos semanas de los comicios.

Un nuevo integrante del  CEP se separó de la institución para “ponerse a disposición” de la justicia, según confirmó la víspera la propia funcionaria.

El vicepresidente del CEP, Pierre Manigat, aclaró que su colega Yolette Mengual “no ha presentado una carta de renuncia” sino que comunicó al organismo que no participará” en sus actividades para defenderse de las recientes acusaciones sobre corrupción hecha a los integrantes de la entidad.

El pasado viernes, el colectivo “Fanm Yo La” remitió una carta a Mengual, representante del sector femenino en el CEP, en el que le recomienda “cumplir con sus responsabilidades y dedicarse plenamente a arrojar luz sobre las acusaciones de corrupción en contra de la entidad.

Ese mismo día, el representante de las organizaciones defensoras de derechos humanos en el Consejo Electoral, Jaccéus Joseph, informó durante una conferencia de prensa que no participará en los comicios si el CEP no corrige sus errores y no devuelve credibilidad al proceso.

“Si el Consejo Electoral Provisional organiza las elecciones del 24 de enero serán peores que las de 9 de agosto y 25 de octubre. El CEP debe corregir sus errores y debe tener en cuenta el informe de la Comisión de Evaluación Electoral Independiente”, dijo Joseph, a propósito del organismo creado por el gobierno para evaluar las denuncias de fraude.

La advertencia de Joseph se produjo tres días después de que el representante de la iglesia Católica en el consejo electoral, Ricardo Augustin, renunció a su cargo en una carta dirigida al presidente Michel Martelly.

En el escueto documento, Augustin hizo constar que el efecto de la renuncia es inmediato y destaca la oportunidad de haber podido servir al país “en un momento particularmente difícil de su historia”.

El CEP, de conformidad con el artículo 289 de la Constitución haitiana, debe estar integrado por nueve representes: uno de la iglesia católica, de las iglesias protestantes, del rito vudú y de los campesinos, del sector patronal, de los sindicatos, de la prensa, de las universidades, del componente femenino y de las organizaciones de derechos humanos.

“El CEP no está disfuncional. La máquina no se basa únicamente en las espaldas de sus nueve miembros. Los consejeros en lugar bien pueden rodar”, dijo hoy Paul-Austin, para garantizar a continuación la celebración de elecciones el domingo 24 de enero.

Haití trata de superar una grave crisis política que el año pasado forzó la dimisión del primer ministro Laurent Lamothe y dejó sin funciones al Parlamento debido al prolongado retraso en la organización de comicios para renovar a todas sus autoridades.

PUERTO PRINCIPE, octubre 25, 2015 (Xinhua) -- Personas buscan su nombre en los padrones electorales durante las elecciones generales en un centro de votación, en Puerto Príncipe, Haití. (Xinhua/Luz Sosa)
PUERTO PRINCIPE, octubre 25, 2015 (Xinhua) — Personas buscan su nombre en los padrones electorales durante las elecciones generales en un centro de votación, en Puerto Príncipe, Haití. (Xinhua/Luz Sosa)

El proceso electoral se inició el 9 de agosto con una primera vuelta legislativa y continuó el pasado 25 de octubre con presidenciales en primera ronda, legislativas en segunda y municipales en todo el país, pero la oposición denunció fraude y se lanzó a las calles para protestar los resultados.

La semana pasada, el presidente Michel Martelly convocó de manera oficial a una segunda vuelta presidencial y legislativa a realizarse el próximo 24 de enero, pero dejó en manos del CEP la nueva fecha para la continuación de comicios locales que debía realizarse en la misma fecha.

Los comicios deben ser disputados por el candidato oficialista Jovenel Moïse, del PHTK,  y por el líder opositor Jude Célestin, de la Liga Alternativa para el Progreso y el Empoderamiento de Haití (LAPEH).

Este miércoles, André Fadot, portavoz del Movimiento Nacional de la Oposición Popular (MONOP), cercano a LAPEH, advirtió que Célestin no está en campaña y no tiene intención de participar en la segunda vuelta sin la aplicación estricta las recomendaciones del informe de la Comisión de Evaluación Electoral Independiente creada por el gobierno para evaluar las denuncias de fraude en los pasados comicios.

La comisión entregó hace dos semanas su reporte al presidente Michel Martelly, en la que reconoció que hubo “irregularidades graves en la primera vuelta presidencial, y sugirió al Consejo Electoral Provisional adoptar los “controles necesarios e indispensables” para asegurar el buen término del proceso.

En concreto, el comité recomendó limitar el número de portadores electorales en las mesas de votación, llevar a la justicia a los infractores, que los dos candidatos que pasaron a la segunda vuelta firmen un pacto para “moralizar el proceso electoral” y llamar a sus partidarios a evitar tentativas de fraude electoral, y que el CEP sea el verdadero y último responsable de dar a conocer los resultados.

La víspera, La Federación de Iglesias Protestantes de Haití anunció que había obtenido la venia de los dos candidatos presidenciales, el Ejecutivo y a un grupo de líderes de la oposición conocido como el Grupo de los Ocho (G-8) para organizar un diálogo político que conduzca a la resolución de la crisis política.

“La fecha de la celebración de este diálogo se definirá al término de las consultas políticas, dijo el presidente de la federación, el pastor Sylvain Exantus.

“Ya me he reunido con Jovenel Moïse y con Jude Célestin. Ellos están de acuerdo con el diálogo”, agregó el líder religioso.

Haití conmemoró hoy el sexto aniversario del devastador terremoto con importantes logros en el proceso de reconstrucción del país, pero a la sombra de una nueva y grave crisis política que amenaza con desestablizar el ya débil orden institucional.

haiti8
La violencia a causa de la inconformidad por los resultados de las elecciones de octubre se manifestó en múltiples ocasiones en la capital haitiana. Foto: Luz Sosa.

Haití conmemoró la víspera el sexto aniversario del poderoso terremoto de 7,3 grados en la escala de Richter que causó oficialmente 222.570 muertos y pérdidas materiales por unos 7.900 millones de dólares.

El sismo también dejó también un millón y medio de damnificados, de los cuales 60.801 personas viven todavía en alguno de los 45 campamentos para damnificados que aún quedan en la capital haitiana.

El Departamento de Estado de Estados Unidos renovó esta semana su advertencia de viaje para los ciudadanos estadounidenses que viven o viajan en Haití, para que estén informados sobre la situación de la seguridad en el actual período electoral.

“Las tensiones siguen siendo altas por lo que instamos a los ciudadanos estadounidenses a ser cautos”, dice un comunicado en el que señala que la Oficina de Seguridad de la Embajada de Estados Unidos en Puerto Príncipe aconseja a su personal que no están involucrados en la supervisión de elecciones, evitar viajes innecesarios fuera de su lugar de residencia en la jornada electoral.

La advertencia del Departamento de Estado permanecerá en vigor hasta el próximo 7 de abril.

Leave a Reply

Your email address will not be published.