Se puede peso sin arriesgar la salud

Lo que comes puede ser tu medicina o tu veneno. La nutrición adecuada cura, pero no comer debidamente puede conducir a padecimientos como la hipercolesterolemia.

Se puede peso sin arriesgar la salud

SANTO DOMINGO, 02 de enero (Panorama) – Llevar un estilo de vida sedentario y una alimentación inadecuada ha conducido a una epidemia de sobrepeso y obesidad que lleva a muchas personas a vivir, literalmente, a dieta.

La nutrióloga Taiana Ubiñas muestra preocupación por la proliferación no solo de dietas de moda o sacadas de libros y revistas, sino también por pastillas, gotas y otros métodos radicales para adelgazar, como la malla supralingual. Y encima hay consejos por todas partes.

“Se ha cualquierizado la nutrición, todo el mundo habla y aconseja, todos quieren recomendar su dieta como la mejor cuando no hay dietas mejores o peores. Todo régimen de alimentación para que funcione y no haga daño debe llevarse previa evaluación médica y bajo supervisión”, dice la nutrióloga.

Consecuencias fatales
Lo que comes puede ser tu medicina o tu veneno. La nutrición adecuada cura, pero no comer debidamente puede conducir a padecimientos como la hipercolesterolemia, la desnutrición, la diabetes melitus, la esteatosis o hígado graso, el Síndrome metabólico e incluso daño renal.

Ubiñas informa que, según una encuesta aplicada en su centro Nutrifit, el 75% de los pacientes llega a consulta por sobrepeso u obesidad, con o sin patologías asociadas. Además, un 70% de los hombres acude ya con una patología instalada (colesterol, diabetes o esteatosis). Cifras alarmantes.

Y lo peor es que antes de acudir al nutriólogo el 85% de los pacientes ya se dejó seducir por algún otro método comercial con la esperanza de bajar de peso. “Estas dietas y métodos no son sostenibles en el tiempo -dice Ubiñas- . ¿Para qué estar en esa búsqueda constante y haciendo enormes gastos si lo más probable es que te canses y vuelvas a subir las mismas libras o más?”.

Según la experta, todo está en que el paciente busque orientación real de expertos y que se acabe el “de boca en boca” con los regímenes para adelgazar. Con este propósito, Ubiñas, desde su centro Nutrifit, lanza la campaña “Yo soy sano” (que nació en Twitter como el hastag #YoSoySano), con el objetivo de orientar sobre cómo comer bien para vivir mejor. Con “Yo soy sano”, Ubiñas da consejos a través de las redes sociales y realiza en su centro charlas y talleres educativos.

Hambre psicológica o ansiosa
Todo el mundo sabe que para comer bien y no engordar basta equilibrar los nutrientes (proteínas, carbohidratos, grasas, vitaminas, minerales y agua), comer con moderación y llevar alguna actividad física.

¿Entonces por qué no le funciona a muchos? Aunque hay mucha información, Ubiñas destaca que está dispersa y que muchos no pueden romper ciertos hábitos o cambiar su estilo de vida sin ayuda del nutriólogo y, en ocasiones, sin intervención psicológica.

“En Nutrifit tenemos a nuestra psicóloga Gina Lamarche, quien realiza las evaluaciones psicológicas”, dice Taiana Ubiñas. Comenta que hay personas que llevan una relación negativa con ciertos alimentos porque refuerzan un comportamiento adictivo. “Cuando hay ansiedad severa hay que entender que necesariamente no come por hambre fisiológica, sino por factores externos y esas energías hay que canalizarlas de otra forma: chateando, leyendo, ejercitándose… alternativas que no sean comer”.

Además ten en cuenta: 

– Evaluar la despensa y saber qué compras en el súper. Hay que tomar decisiones sanas y educarse sobre qué comer.

– No desayunar, saltarse comidas, comer muy poco o dejar de comer es nocivo para ti.

– No satanizar el arroz y el pan. Lo mejor es consumirlos de manera moderada y es mejor evitarlos por las noches.

– La merienda activa el metabolismo y ayuda a llegar con menos hambre a las demás comidas.

– Somos agua, entonces hay que consumir al menos dos litros diarios de ella. No es lo mismo consumir jugos u otras bebidas.

– Hacer actividad física es vital, al menos cuatro veces por semana. Busca el tiempo.

-La sección “light” del súper no es la salvación. Muchos de estos productos tienen aditivos y conservantes poco sanos.

– Una dieta de revista es probable que no funcione o que tenga efecto rebote. Recuerda que es  estándar y cada ser es único.

– Trata de comer fuera lo menos posible. Es poco sano y caro.

Leave a Reply

Your email address will not be published.