Martelly pone fin a complicado mandato de cinco años en Haití

En una ceremonia en el Parlamento, Martelly entregó la banda presidencial al presidente de la Asamblea Nacional, Jocelerme Privert.

Martelly pone fin a complicado mandato de cinco años en Haití

PUERTO PRÍNCIPE, 07 de febrero (Panorama) — El presidente Michel Martelly puso hoy fin a su complicado mandato de cinco años en Haití, cuyos líderes políticos intentarán ahora superar una crisis política que acompañó al ahora ex gobernante casi desde principios de su administración.

En una ceremonia en el Parlamento, Martelly entregó la banda presidencial al presidente de la Asamblea Nacional, Jocelerme Privert, que desde ahora deberá dirigir a senadores y diputados en la elección de un presidente provisional, en un plazo mínimo, para un período de 120 días.

Un acuerdo de último minuto suscrito por el Ejecutivo y los líderes del Parlamento salvó la víspera a Haití de caer en un vacío institucional, en un importante paso para superar la crisis política que se agudizó en los últimos meses.

“Si bien es cierto que mi mandato comenzó el 14 de mayo del 2011 con demócrata respeto a la ley y la Constitución, dejo la suprema magistratura del Estado para contribuir al restablecimiento de la normalidad constitucional”, dijo Martelly.

Al pronunciar su último discurso a la nación, el mandatario dijo que la historia lo juzgará por sus aciertos y por sus fracasos, entre estos últimos el de haber postergado la elección presidencial, hecho que lamenta profundamente.

“Le digo al pueblo de Haití que lo amo y que nunca voy a dejar de amarlo… Quiero dar las gracias a la gente que me hizo el gran honor de confiarme la alta magistratura del Estado”, dijo Martelly, que también agradeció a su familia, en especial a su esposa, Sophia, y a todos los que estuvieron con él en los últimos cinco años.

El acuerdo, alcanzado este sábado por la madrugada, establece que la Asamblea Nacional (compuesta por senadores y diputados) se reunirá en sesión extraordinaria para elegir a un presidente provisional para un período de 120 días, y confirmará a un primer ministro de consenso.

Según el documento, hasta la designación del presidente interino por parte de la Asamblea, el actual primer ministro Evans Paul Evans y el gobierno garantizarán el buen funcionamiento del Estado.

Además, la elección del presidente provisional tendrá lugar 48 horas después del cierre de la inscripción de candidatos que, según la prensa local, estará abierta a cualquier político que desee postularse al cargo.

En la ceremonia

En la ceremonia, el presidente de la Asamblea Nacional hizo un llamado a todos los actores políticos para permitir la aplicación del acuerdo para poner fin a la crisis.

“Se impone un alto saludable para un examen de conciencia sobre nuestras responsabilidades para con el pueblo de Haití, un examen inflexible e indulgente”, dijo Privert.

“Declaro que a partir de este momento, hay un vacío presidencial y una disfunción del Poder Ejecutivo”, agregó el legislador.

Después de la instalación del presidente interino, un nuevo primer ministro será designado y aprobado por las dos cámaras, al igual que un nuevo gabinete ministerial.

La nueva administración continuará el proceso eleccionario que conducirá a la realización de elecciones presidenciales, legislativas parciales y locales el 24 de abril, la proclamación de resultados oficiales el 6 de mayo, y la instalación de un presidente electo el 14 de mayo de este año, tras la elección de un nuevo tribunal electoral.

El presidente provisional también convocará a todos los sectores representados en el Consejo Electoral Provisional (CEP), a confirmar o designar a nuevos delegados en el organismo.

En Nueva York, el secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, dio hoy la bienvenida al acuerdo alcanzado entre las partes en Haití que provee las estructuras necesarias para preservar la continuidad institucional en el país así como una hoja de ruta para la rápida conclusión del ciclo electoral en curso.

Ban llamó a todas las partes a mantener un diálogo constructivo que guíe al país a un futuro estable y democrático lo cual es esencial para abordar los retos a los que se enfrenta Haití y también llamó a las partes a que tomen medidas encaminadas a fomentar la calma y la estabilidad.

La ONU recordó que las tensiones en Haití fueron en aumento desde la primera vuelta electoral el pasado octubre, de la que salieron como candidatos a enfrentarse en una segunda ronda Jovenel Moïse, respaldado por el gobierno, y Jude Célestin, por parte de la oposición.

La segunda vuelta debió celebrarse el pasado 24 de enero aunque acabaron siendo canceladas ante la violencia reinante.

Pero una coalición de candidatos opositores conocida como el G-8 advirtió la víspera que no reconoce el acuerdo porque el mismo intenta validar las elecciones de 2015 como si fueran regulares, lo que representa una “provocación y un desprecio inaceptable” para la población.

Samuel Madistin, portavoz del G-8, reiteró en un comunicado su deseo de que el presidente de la Corte de Casación (Tribunal Supremo), Jules Cantave, es el indicado para la sucesión presidencial.

Una persona murió el viernes en enfrentamientos entre ex militares y grupos opositores al gobierno en la capital de Haití.

La víctima, un hombre de unos 78 años y aparentemente ex integrante de las Fuerzas Armadas de Haití (FADH), fue apedreado en la cabeza en Champ de Mars, un complejo de plazas ubicado en las inmediaciones de la casa de gobierno por donde desfilaban cientos de ex integrantes del ejército haitiano.

Varias decenas de hombres vestidos con uniformes verde-olivo desfilaron por Delmas (noreste), Petion Ville (sureste) y el centro de Puerto Príncipe (Oeste) en una demostración en demanda del fin de la crisis.

Con la muerte del ex militar suman tres las personas muertas en las últimas semanas en que otras doce resultaron heridas y 17 dirigentes fueron arrestados en las protestas contra el gobierno según la oposición.

En medio de la actual crisis política, la oficina del primer ministro Evans Paul informó que las fiestas de carnaval que debían iniciarse hoy fueron suspendidas “debido a complicaciones relacionadas con los acontecimientos que marcan el final del período presidencial el mismo día”.

El portavoz de la policía, Frantz Lerebours, informó que el alto mando de la institución decidió suspender las licencias de todos los agentes, y anunció que las unidades especializadas de investigación y administrativa trabajarán para garantizar el orden público con un total de 12.000 agentes.

Leave a Reply

Your email address will not be published.