Representante de Estados Unidos en Haití para constatar progresos en proceso electoral

La visita de Merten se produce en medio de violentas protestas del Partido Haitiano Tèt Kale (PHTK), que este jueves lanzó a las calles de Puerto Príncipe a cientos de sus seguidores.

Representante de Estados Unidos en Haití para constatar progresos en proceso electoral

PUERTO PRÍNCIPE, 28 de abril (Panorama) — El coordinador especial del Departamento de Estado de Estados Unidos para Haití, Kenneth Merten, llegó hoy a este país para evaluar los pasos dados hacia la conclusión del proceso electoral iniciado el año pasado, y la instalación de un gobierno elegido democráticamente.

La visita de Merten se produce en medio de violentas protestas del Partido Haitiano Tèt Kale (PHTK), que este jueves lanzó a las calles de Puerto Príncipe a cientos de sus seguidores para reclamar al presidente interino Jocelerme Privert, la pronta realización de comicios.

Durante su estancia en Haití, Merten, que ya estuvo en el país a principios de enero, se reunirá con funcionarios del gobierno haitiano que participan en la ejecución del acuerdo suscrito hace dos meses para evitar un vació de poder, además de representantes de la comunidad internacional comprometidos con el desarrollo de este país.

Haití está enfrascado en una grave crisis post-electoral, luego de un año plagado de incidentes que no permitieron concluir las elecciones programadas a lo largo del 2015.

Antecedentes

El proceso electoral se inició el 9 de agosto con una primera vuelta legislativa y continuó el pasado 25 de octubre con presidenciales en primera ronda, legislativas en segunda y municipales en todo el país, pero la oposición denunció fraude y se lanzó a las calles para protestar los resultados.

El pasado 6 de febrero, el aún presidente Michel Martelly y los líderes de ambas cámaras legislativas se comprometieron a evitar un vacío institucional mediante la firma de un acuerdo que estableció la realización de comicios el pasado domingo 24 de abril, la proclamación de resultados oficiales el 6 de mayo, y la instalación de un presidente electo el 14 de ese mes.

El gobierno de Estados Unidos lanzó este mes duras advertencias a las autoridades haitianas, al instar al gobierno provisional a convocar a elecciones lo más pronto posible y anunciar que podría reconsiderar su apoyo financiero a Haití si el proceso electoral no sigue su curso.

“Los actores haitianos, los que se dicen sus líderes, tienen que entender que hay un límite claro a la paciencia, a la voluntad de la comunidad internacional para tolerar este retraso en el proceso”, dijo el secretario de Estado John Kerry.

Merten, de su lado, señaló que una comisión independiente de verificación electoral como se estudia actualmente es “inadecuada” porque los pasados comicios contaron con observadores nacionales e internacionales y no se detectó ningún fraude.

El funcionario norteamericano se refirió a un organismo propuesto por varios sectores de la sociedad e impulsado por el gobierno para evaluar las denuncias de fraude hechas por la oposición a la primera ronda electoral realizada en el segundo semestre del 2015.

Pero el presidente interino Jocelerme Privert instaló hoy en un acto en el palacio nacional, sede del Ejecutivo, a los integrantes de la comisión de verificación electoral, en medio de acusaciones de que quiere prolongar su mandato provisional.

“Esta comisión es indispensable para la credibilidad del proceso electoral”, dijo Privert en el acto en el que estuvieron presentes el primer ministro Enex Jean-Charles y los integrantes del organismo, François Benoît, Gédéon Jean, Pierre Wilfrid Sanon, Mc Donald Jean y Michel Eric Gaillard.

“¿Si las elecciones fueran honestas, por qué temer a la verificación? ¿Si no hubo malversación por qué temer a la auditoría?”, se preguntaba la víspera Privert en un mensaje colocado en su cuenta de Twitter.

El gobernante expresó su deseo el domingo de que los comicios se realicen recién el 30 de octubre, con el fin de respetar la Constitución para la renovación de otro tercio del Senado de la República, y promover una sola elección en lugar de dos durante a finales de este año.

Este miércoles, Privert se reunió en el palacio de gobierno con un importante número de líderes de partidos políticos y estaba previsto otro encuentro con los presidentes de los distintos bloques parlamentarios en la Cámara de Diputados, pero los legisladores no se presentaron.

Esta semana, la Liga Alternativa para el Progreso y el Empoderamiento de Haití (LAPEH), del candidato presidencial Jude Célestin, que se retiró de la segunda vuelta electoral, también acusó a Privert de querer permanecer en el poder indefinidamente y de no llamar a elecciones.

El coordinador de LAPEH, Jean Hector Anacacis, dijo que su organización no descarta inclusive la posibilidad de que sus partidarios se sumen a los del partido del ex presidente Martelly, su antiguo rival, el Partido Haitiano Tete Kale (PHTK) para exigir la organización de comicios presidenciales.

El propio presidente del PHTK, Ann Valérie Timothée Milfort, dijo en un comunicado que el acuerdo de febrero diseñado para superar la crisis post-electoral, “creada artificialmente después de las elecciones de 2015, está siendo sistemática y unilateralmente desafiada por el presidente interino […] que utiliza todo tipo de trucos para mantenerse en el poder”.

Hoy, miles de partidarios y simpatizantes del PHTK tomaron las calles de la capital haitiana para exigir el cumplimiento del acuerdo de febrero y la continuación del proceso electoral, provocando cortes del tráfico en la ciudad, y enfrentándose a agentes del Cuerpo de Intervención y Mantenimiento del Orden (CIMO), que arrestaron a algunas personas.

Los manifestantes partieron del noreste de Puerto Príncipe para dirigirse a las oficinas del Parlamento haitiano, en el boulevard La Saline, en la parte baja de la capital, donde a lo largo del día se produjeron protestas de otros gremios por mejores condiciones de vida.

Leave a Reply

Your email address will not be published.