OEA y UE se distancian con respecto a crisis electoral en Haití

El bloque europeo anunció que decidió poner fin a su misión de observación electoral desplegada en Haití desde julio del 2015.

OEA y UE se distancian con respecto a crisis electoral en Haití

PUERTO PRÍNCIPE, 09 de junio (Panorama) — La Organización de Estados Americanos (OEA) tomó distancia hoy de la Unión Europea (UE) con respecto a la crisis electoral en Haití, al apoyar en una declaración conocida hoy en Puerto Príncipe, la publicación de un nuevo calendario electoral.

“La continuación de las elecciones presidenciales, legislativas y locales es un paso críticamente importante hacia la estabilidad institucional de Haití. La Secretaría General reconoce este proceso como un esfuerzo integrador de todos los partidos políticos, las instituciones y la sociedad civil en Haití para superar el estancamiento político”, señaló la organización en un comunicado fechado la víspera.

La posición de la OEA contrasta con la de la UE, que este miércoles anunció que decidió poner fin a su misión de observación electoral desplegada en Haití desde julio del 2015, tras la cancelación de las elecciones del año pasado recomendadas por una comisión de verificación electoral la semana pasada.

“Las condiciones ya no se cumplen para la continuación de las actividades de la misión en Haití”, dijo la UE en un comunicado en el que abandona el proceso en vista de que las “recomendaciones de la comisión contradicen las conclusiones de la jefa de la misión, Elena Valenciano, y llama a las autoridades y a los actores políticos a “demostrar un sentido de responsabilidad para hacer frente a muchos desafíos apremiantes que enfrenta el país”.

El Consejo Electoral Provisional (CEP) anunció esta semana que las elecciones presidenciales en Haití se repetirán el próximo 9 de octubre, en una primera vuelta, y el 8 enero del 2017, en caso de un balotaje, según el nuevo calendario electoral anunciado por el órgano encargado de llevar a cabo el proceso.

Con el anuncio, el CEP acogió las recomendaciones de una Comisión Independiente de Verificación Electoral que la semana pasada propuso que los comicios en el nivel presidencial realizados el año pasado, “se vuelvan a hacer de cero”.

En el comunicado conocido hoy, la Secretaría General de la OEA exhorta a que todas las partes interesadas se comprometan con el calendario electoral como un modo de reforzar el proceso democrático y las instituciones. Deseamos que esta nueva fase ayude a generar apoyo político para una solución haitiana entre todos los actores políticos del país.

“La Secretaría General de la OEA ha acompañado a Haití, miembro fundador de la Organización, durante los procesos electorales y de verificación que se realizaron en el último año, y seguirá desempeñando un papel positivo en el proceso electoral”, señala la declaración.

El organismo agrega que es esencial para Haití volver a tener un gobierno electo y la Secretaría General considera que este curso de acción fortalecerá aún más el proceso democrático y permitirá que los haitianos elijan a sus altos funcionarios, incluyendo al Presidente de la República, los miembros del Parlamento y las autoridades locales, según lo dispuesto por la Constitución haitiana.

Haití dio inicio la víspera un nuevo proceso electoral con la apertura de la etapa de confirmación de candidaturas presidenciales, ante el descontento del gobierno de Estados Unidos que lamentó que un mandatario electo constitucionalmente no sea instalado este año.

La dirección ejecutiva del Consejo Electoral Provisional (CEP) difundió un comunicado en el que informó que los candidatos a la presidencia de Haití pueden inscribirse en la sede del Buró Electoral Departamental (BED), con sede en Puerto Príncipe, hasta el próximo 22 de junio.

Este jueves, el senador Steven Benoit, candidato presidencial de la plataforma “Konviksyon”, dijo que no participaría en los comicios, haciendo hincapié en que dará todo su apoyo al candidato que una coalición conocida como G-8, formada a finales del año pasado para denunciar los resultados de las elecciones.

Charles Henri Baker, del partido “Respe” y miembro del G-8, también anunció oficialmente su retiro de la carrera electoral en una carta dirigida la víspera al presidente del CEP, Léopold Berlanger, en la que asegura que este organismo no ha adoptado ninguna medida válida para garantizar el cumplimiento del voto de los ciudadanos.

Aunque Baker no anunció si se sumara a Benoit en el apoyo al G-8, medios locales dijeron que el bloque podría nombrar a un solo candidato, aunque se ha dicho que Moïse Jean-Charles, que quedó tercero en los pasados comicios, iría solo a las elecciones con su partido Pitit Dessalines.

Entre tanto, Maryse Narcisse, candidata presidencial de Fanmi Lavalas, dijo a la prensa local que podría confirmar su candidatura al reiterar que siempre ha expresado su deseo de participar en un proceso “libre, justo y democrático”.

Según los resultados oficiales de la primera vuelta, el candidato del Partido Haitiano Tèt Kale (PHTK), Jovenel Moïse, logró el primer lugar con el 32,81%, seguido por Jude Célestin, de la Liga Alternativa para el Progreso y la Emancipación de Haití (LAPEH), con 25,27%, y por Jean-Charles, que quedó tercero con el 14,27%.

Célestin sí confirmará su candidatura según su jefe de campaña, Gerald Germain, pero el PHTK se opone a nuevo proceso y esta semana lanzó a las calles a cientos de sus seguidores para protestar contra la anulación de las pasadas elecciones y para exigir la renuncia del presidente interino Jocelerme Privert, que asumió el mandato a mediados de febrero por un período de 120 días.

Haití trata de salir de una grave crisis post-electoral, luego de un año plagado de incidentes que no permitieron concluir las elecciones programadas a lo largo del 2015.

El proceso se inició el 9 de agosto con una primera vuelta legislativa y continuó el 25 de octubre con presidenciales en primera ronda, legislativas en segunda y municipales en todo el país, pero la oposición denunció fraude y se lanzó a las calles para protestar los resultados.

El CEP dijo esta semana que la nueva lista electoral permitirá a cerca de 500.000 potenciales nuevos votantes inscribirse para ejercer su derecho.

Por otra parte, el gobierno condenó hoy “con rigor” los actos vandálicos, desde ataques armados, fuegos e intentos de incendio perpetrado por delincuentes en varias zonas de la capital entre la noche del martes y la madrugada del miércoles, dirigido contra edificios públicos e instalaciones privadas, incluidas estaciones de servicio de combustibles.

“Estos abusos pueden perturbar el orden público y la paz al poner en peligro la seguridad de vidas y bienes. Este tipo de iniciativas sólo pueden socavar la creación de un clima paz”, dijo el gobierno en un comunicado en el que instó a la población a mantener la calma y la serenidad y aprovecha la ocasión para advertir que nadie, sin ninguna excepción, que intenten perturbar el orden establecido, quedará sin castigo.

Leave a Reply

Your email address will not be published.