Privert se mantendrá en el poder hasta que Asamblea decida su suerte

El presidente interino de Haití dirigió este miércoles un mensaje a la nación, en el que hizo un balance de sus 120 días en el cargo

Privert se mantendrá en el poder hasta que Asamblea decida su suerte

PUERTO PRÍNCIPE, 15 de junio (Panorama) — El presidente interino Jocelerme Privert, cuyo mandato venció oficialmente la víspera, anunció hoy que se mantendrá en el poder hasta que la Asamblea Nacional decida sobre su permanencia o no en el poder.

Privert dirigió este miércoles un mensaje a la nación, en el que hizo un balance de sus 120 días en el cargo y mencionó las diversas cláusulas del acuerdo que lo llevó a la presidencia y los esfuerzos de su gobierno para cumplir con lo estipulado por ese pacto suscrito hace cuatro meses.

La Asamblea Nacional, que inició esta semana su segunda sesión ordinaria del año legislativo, no pudo decidir la víspera si poner fin al mandato de Privert, o dejarlo al frente del Ejecutivo hasta la instalación de un nuevo presidente constitucionalmente electo a finales de año.

“Me quedo a la espera de la decisión de la Asamblea Nacional. Las funciones encomendadas a mí desde la votación de la Asamblea Nacional 14 de febrero; las responsabilidades asignadas a mí por la Constitución…  yo continuaré a la espera de que la Asamblea Nacional se pronuncie sobre la situación actual”, dijo hoy Privert, en discurso de 20 minutos transmitido por una cadena nacional.

Rodeado por su primer ministro Enex Jean-Charles y por todo su gabinete, el mandatario recordó las circunstancias de su llegada al poder y los desafíos que su equipo “enfrentó para establecer un clima de paz y serenidad en el país”.

Privert mencionó entre las diversas medidas adoptadas por su mandato las consultas políticas con los diversos grupos que no están representados en el Parlamento y los presidentes de las cámaras sobre la elección del primer ministro; la formación de un gobierno de consenso, la revitalización del Consejo Electoral Provisional (CEP), la continuación del proceso electoral y la “gestión eficaz y eficiente de la administración pública”.

El gobernante también saludó el establecimiento de la confianza y el clima de paz alcanzando por la población y los actores políticos, además de que expresó su voluntad de respetar cabalmente su misión principal de llevar al país a elecciones.

Privert también instó a los parlamentarios a que “asuman su responsabilidad” en la Asamblea de adoptar las medidas necesarias para cumplir el acuerdo suscrito el 6 de febrero, que fijó la realización de comicios el 24 de abril y la instalación de un presidente electo el 14 de ese mes, aunque ninguno de los plazos fue cumplido.

El acuerdo también dispuso la creación de un mandato provisional de 120 días que el 14 de febrero recayó sobre Privert, a la sazón presidente del Senado, quien llegado abril descartó la posibilidad de que las elecciones se realizaran ese mes.

Horas antes del mensaje de Privert, la representante especial del secretario general de la ONU en Haití, Sandra Honoré, y los integrantes del llamado “Core Group” (Brasil, Canadá, España, Francia, Estados Unidos, la Unión Europea y la Organización de Estados Americanos) expresaron su preocupación por la falta de medidas adoptadas para garantizar la continuidad institucional en cumplimiento al acuerdo de febrero.

“El Core Group demanda a la Asamblea Nacional llegar a una solución que evite un vacío institucional y facilite el retorno al orden constitucional mediante elecciones sin demora. (También) insta a las partes interesadas, a los partidos políticos, candidatos y sus partidarios y cualquier otro grupo a mantener la calma y a rechazar cualquier recurso de la violencia”, señaló un comunicado.

De su lado, la Unión Europea dijo que debido a la delicada situación que atraviesa Haití, “es esencial que las autoridades, los actores políticos y la población en general se abstengan de todo acto de violencia y expresen sus opiniones pacífica y democráticamente”.

“Los actores políticos tienen una responsabilidad especial para garantizar un proceso pacífico”, señaló una declaración de la oficina de Asuntos Exteriores de la UE.

El país inició la semana pasada un nuevo proceso electoral con la apertura de la etapa de confirmación de candidaturas presidenciales, luego de que el Consejo Electoral Provisional anunció que las elecciones presidenciales se repetirán el próximo 9 de octubre, en una primera vuelta, y el 8 enero del 2017, en caso de un balotaje, según un nuevo calendario.

Con el anuncio, el CEP acogió las recomendaciones de una Comisión Independiente de Verificación Electoral que la semana pasada propuso que los comicios en el nivel presidencial realizados el año pasado, “se vuelvan a hacer de cero”.

El órgano electoral dijo la víspera que hasta entonces sólo dos candidatos han confirmado su participación en las elecciones presidenciales, Jean Hervé Charles, del Partido por la Evolución Nacional Haitiana (PENH), que obtuvo apenas el 0,15% del voto en los comicios de octubre, y Maryse Narcisse, del partido Fanmi Lavalas, que ocupó el cuarto lugar con 110.049 votos (7,05%), cuando el proceso concluye el próximo miércoles 22.

Nicole Siméon, portavoz del CEP, dijo que’ por ahora sólo el ex candidato presidencial del partido Respè, Charles Henri Baker, ha comunicado formalmente al organismo su decisión de no participar en las elecciones.

Además, este miércoles se dio apertura a la inscripción de candidatos para la renovación de la tercera parte del Senado, en un proceso que durará hasta el próximo 28 de junio.

Haití trata de salir de una grave crisis post-electoral, luego de un año plagado de incidentes que no permitieron concluir las elecciones programadas a lo largo del 2015.

El proceso se inició el 9 de agosto con una primera vuelta legislativa y continuó el 25 de octubre con presidenciales en primera ronda, legislativas en segunda y municipales en todo el país, pero la oposición denunció fraude y se lanzó a las calles para protestar los resultados.

Este miércoles, el presidente interino del Senado, Ronald Larèche, negó haber firmado una declaración conjunta con el presidente de la Cámara Baja, Cholzer Chancy, que dejaba “constancia” del fin del mandato de Privert, y dijo que “tal manipulación puede hundir al país en la anarquía”.

Larèche aseguró que reconoce la legitimidad del jefe de Estado hasta que la Asamblea Nacional decide sobre su caso, y reiteró que la nota que se distribuyó antes de los medios de comunicación es totalmente errónea y debe ser considerada nula.

El titular del Senado es uno de los 11 de 22 senadores que reconocen la legitimidad del presidente interino, posición que fue ratificada hoy en un comunicado.

“El señor Privert es actualmente el jefe de Estado. Sería irresponsable de su parte si sale del Palacio Nacional sin una decisión de la Asamblea Nacional”, dijo el senador Jean Baptisé Bien Aimé, uno de los firmantes de la declaración.

En Santo Domingo, donde participa en la XXXXVi asamblea general de la Organización de Estados Americanos (OEA), el canciller Pierrot Délienne criticó a la Asamblea Nacional de su país por haber aplazado la decisión sobre el mandato de Privert, y señaló que “para algunos actores políticos esta acción es un golpe a la democracia con todas las consecuencias que esto pueda acarear al bienestar” de Haití.

“El pueblo haitiano espera con ansias que se tomen las nuevas disposiciones para poder normalizar la situación que genera la coyuntura actual. En Haití, los poderes ejecutivos y legislativos son guardianes, depositarios juntos de la soberanía nacional, y sus compromisos a trabajar por una solución concertada es imperativa”, señaló una declaración.

En Puerto Príncipe, el Ministerio de Justicia y Seguridad Pública informó que tras una reunión del Consejo de la Policía Nacional decidió hoy dar por terminada la suspensión provisional del permiso de ´porte de armas de fuego en todo el territorio, adoptado la semana pasada.

Sin embargo, “la policía se mantienen en estado de alerta para asegurar y mantener la seguridad de la población, de acuerdo con la constitución y las leyes de la República”, señala un comunicado.

El gobierno decidió revocar todas las licencias de armas en el país, debido a que “maneja información” que sugiere que instituciones públicas como escuelas, sedes departamentales  y estaciones de servicio están en la mira de posibles ataques armados.

“Los ataques se han previsto en lugares altos para quemar gasolineras, escuelas públicas y ministerios. Tomamos esta información muy en serio.”, dijo la semana pasada el ministro de Justicia y Seguridad Pública, Camille Eduard Jr., aunque negó que se hayan hecho arrestos.

Esta semana, el Consejo Superior de la Policía Nacional decidió prohibir todo movimiento de personas y vehículos entre las 22:00 horas (03:00 GMT de hoy) del lunes, hasta las 05:00 horas del martes, “a raíz de información pertinente relativa a la planificación a gran escala de actividades contra la vida y la propiedad, especialmente en el área metropolitana.

Leave a Reply

Your email address will not be published.