Seis departamentos de Haití en alerta roja por impacto de epidemia de cólera

Este miércoles, la prensa haitiana difundió otro estudio que pone en alerta a las autoridades locales sobre la vulnerabilidad de la población ante la epidemia de cólera.

PUERTO PRÍNCIPE, 24 de agosto (Panorama) — Seis departamentos de Haití se encuentran en alerta roja por el impacto de la epidemia de cólera en el país, que sólo entre el 1 y el 20 de agosto reportó 1.719 nuevos casos, incluyendo 1.370 hospitalizaciones, según informes oficiales difundidos hoy en Puerto Príncipe.

Katilla Pierre,  jefa de servicio de alerta y respuesta de la Dirección de Epidemiología, Laboratorio e investigación del Ministerio de Salud, citada este miércoles por la prensa local, dijo que la alerta afecta directamente a catorce comunidades, en momentos en que la capacidad de la cartera es limitada y depende el 65% de sus socios internacionales.

El relator especial de la ONU sobe la Extrema Pobreza y Derechos Humanos, Philip Alston, dijo en un informe difundido la semana pasada que la posición de Naciones Unidas con respecto al cólera en Haití es “moralmente inconsciente, legalmente indefendible, políticamente contraproducente y completamente innecesario”.

En respuesta, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, dijo a través de su portavoz que el organismo tiene la responsabilidad moral de ayudar a Haití a recuperarse de la epidemia de cólera y construir sistemas de agua, alcantarillado y salud sólida.

Según el Ministerio de Salud, las comunidades en alerta roja son Saint-Michel, Petite-Rivière y Verrettes en el Departamento delArtibonite; Belladères, Mirebalais y Lascahobas en el Centro; Anse-à-Veau en Nippes; Cabo Haitiano y Plaisance en el Departamento del Norte; Mont Organisé en el Noreste, y Puerto Príncipe, Carrefour, Tabarre y Gressier, en el Departamento del Oeste.

“Todas las iniciativas que pueden permitir a Haití tener más formas mejorar la lucha contra el cólera son bienvenidas”, dijo Pierre.

Varios estudios realizados en Haití coinciden en señalar que el cólera “muy probablemente” fue introducida al país por soldados nepaleses de la misión de la ONU, que logró una victoria judicial la semana pasada cuando un tribunal ratificó su inmunidad en Haití, ante una ola de demandas por su responsabilidad en la introducción del cólera en ese país.

Según varios informes, las tropas de Nepal, establecidas en la localidad de Mirebalais, 57 kilómetros al noroeste de la capital, esparcieron el mal al contaminar con materia fecal los ríos Boukan Kanni y Jenba, en esa localidad.

Según datos oficiales, desde su aparición en el país, la epidemia de cólera ha causado la muerte de 9.392 personas, de un total de 790.469 afectados, 463.561 tuvieron que ser hospitalizados.

Este miércoles, la prensa haitiana difundió otro estudio que pone en alerta a las autoridades locales sobre la vulnerabilidad de la población ante la epidemia de cólera.

La investigación de los expertos franceses Renaud Piarroux y Stanislas Rebaudet, auspiciada por el Departamento de Asistencia Pública y Hospitales de Marsella (APHM), señaló que en la primera mitad de este año se produjeron 200 muertes y 21.000 nuevas infecciones de la enfermedad, y que si esta tendencia continúa casi medio millar de muertes pudieran ser reportadas a finales del año, en parte debido al impacto de la estación lluviosa.

De acuerdo con el informe, seis años después del comienzo de la epidemia y más de tres años después de la puesta en marcha de un plan de contingencia, la vulnerabilidad de la población de Haití no ha disminuido, por lo que es necesario “revisar totalmente el enfoque para asegurar un diagnóstico microbiológico y resultados en menos de 48 horas”.

“Esta vulnerabilidad probablemente aumentará a medida que se desvanece la inmunidad natural conferida por las oleadas de la epidemia de 2010-2011. El componente respuesta-alerta que inicialmente dio resultados espectaculares para una rápida eliminación del cólera, ahora está estancado “, lamenta el estudio.

La Misión de las Naciones Unidas para la Estabilización de Haití (Minustah) mostró la víspera sus avances en su lucha contra el cólera en el sur del país, particularmente crítico en los últimos días tras un informe interno que conmina al organismo a reconocer su responsabilidad en la introducción del mal en la nación caribeña.

“Para luchar contra el cólera y otras enfermedades transmitidas por el agua y mejorar las condiciones de vida de la población, dos proyectos de agua potable se han abierto recientemente en Fonds des Nègres y Torbeck, dos aldeas al sur de Haití”, señala un comunicado aparecido en la página oficial de la Minustah.

La semana pasada, el representante del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) en Haití, Marc Vincent, también intentó limpiar la imagen de la ONU al afirmar que el control del cólera en territorio haitiano ha permitido pasar de un pico de 350.000 casos sospechosos en 2011 a 36.000 en el último año, mientras cerca de 120 comunidades y 20.000 personas tienen ahora letrinas en todo el país.

“Hemos adoptado enfoques a corto plazo, mediano plazo y largo plazo. El enfoque a corto plazo es en gran parte una respuesta a la crisis de apoyar un sistema de respuesta y alerta temprana a nivel comunitario”, dijo Vincent.

Pero otro informe interno de Naciones Unidas revelado por la prensa estadounidense y citado hoy en Puerto Príncipe, señala que pese a su actuación en Haití, las fuerzas de paz siguieron violando sistemáticamente sus propias normas sanitarias adaptadas para contener la enfermedad, y años después del brote en octubre de 2010, no dejó de verter aguas residuales parcialmente tratadas en afluentes del país.

“Las prácticas antihigiénicas quedaron sin respuesta, no sólo en su misión de Haití, pero también en al menos seis países de África y Oriente Medio”, señaló el informe.

Leave a Reply

Your email address will not be published.