Naciones Unidas busca 200 millones para ayudar a familias de víctimas del cólera en Haití

La organización reconoció en julio que la epidemia de cólera en Haití no se habría producido en este país sin las acciones cometidas por ese organismo.

Naciones Unidas busca 200 millones para ayudar a familias de víctimas del cólera en Haití

PUERTO PRÍNCIPE, 25 de octubre (Panorama) — Las Naciones Unidas está tratando de recaudar 200 millones de dólares para ayudar a las familias de las víctimas de la epidemia de cólera en Haití, cuya aparición en el país es atribuida a cascos azules de la ONU, dijo el lunes un alto funcionario del organismo citado hoy por la prensa haitiana.

La ONU también espera encontrar otros 200 millones de dólares, 40 millones antes de fines del 2017, para acelerar la lucha contra el mal y mejorar la infraestructura local, sobre todo después de que el huracán “Matthew” aumentó significativamente el riesgo de nuevos brotes, dijo David Nabarro, asesor especial de Naciones Unidas y responsable de la negociación con el gobierno de Haití y los donantes potenciales.

La organización reconoció en julio que la epidemia de cólera en Haití no se habría producido en este país sin las acciones cometidas por ese organismo.

Un mes después, el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon, expresó su pesar por la implicación del organismo en la epidemia de cólera en Haití, una situación que según el alto representante ha empañado el nombre del organismo.

“Mi ambición es encontrar 200 millones (…) una cantidad razonable” que serán destinados a ayudar directameente a las familias de las víctimas y a los más afectados por la epidemia, dijo Nabarro, que también citó un programa de becas para niños, para compensar el impacto del cólera en la educación.

Pero el asesor de la ONU reconoció que los donantes llamados a financiar la ayuda “son reacios” y que “obtener las contribuciones voluntarias (para este propósito) es difícil”, aun cuando Naciones Unidas planea pedir a los Estados miembros un presupuesto suplementario para tales fines.

“Es muy poco probable que seamos capaces de reunir 200 millones de esta manera”, dijo Nabarro, quien según la prensa se niega a considerar que la ayuda sea consideada una compensación por el brote, sino la respuesta de la ONU a su “responsabilidad moral”.

El relator especial de la ONU sobe la Extrema Pobreza y Derechos Humanos, Philip Alston, dijo en un informe difundido a mediados de este año que la posición de Naciones Unidas con respecto al cólera en Haití es “moralmente inconsciente, legalmente indefendible, políticamente contraproducente y completamente innecesario”.

Varios estudios realizados en el país coinciden en señalar que el cólera fue introducida al país por soldados nepaleses de la Misión de las Naciones Unidas para la Estabilización de Haití (Minustah).

Según los informes, las tropas de Nepal, establecidas en la localidad de Mirebalais, 57 kilómetros al noroeste de la capital, esparcieron el mal al contaminar con materia fecal los ríos Boukan Kanni y Jenba, en esa localidad.

La Oficina de Asuntos Legales del organismo rechazó hace cinco años el reclamo de 5.000 familias haitianas afectadas. Según datos oficiales, desde su aparición en el país, la epidemia de cólera ha causado la muerte de 9.392 personas, de un total de 790.469 afectados, 463.561 tuvieron que ser hospitalizados.

Las solicitudes de reparación en base a 10.000 muertos y 800.000 personas infectadas por el cólera podrían alcanzar los 40 mil millones de dólares, según el relator especial de la ONU sobe la Extrema Pobreza y Derechos Humanos.

Pero un tribunal de apelaciones de Nueva York confirmó el fallo de un juez federal que el año pasado desestimó una de las dos demandas que cursan en cortes estadounidenses.

Otro informe interno de Naciones Unidas señaló este año que pese a su actuación en Haití, las fuerzas de paz siguieron violando sistemáticamente sus propias normas sanitarias adaptadas para contener la enfermedad, y años después del brote en octubre de 2010, no dejó de verter aguas residuales parcialmente tratadas en afluentes del país.

“Las prácticas antihigiénicas quedaron sin respuesta, no sólo en su misión de Haití, pero también en al menos seis países de África y Oriente Medio”, señaló el informe.

El país se recupera actualmente del paso del huracán “Matthew” cuyo paso a principios de este mes dejó 546 muertos, 175.509 damnificados y 2,1 millones de personas afectadas.

Los servicios de epidemiología del Ministerio haitiano de Salud reportaron 1.424 casos de cólera (510 al 12 de octubre), mientras que la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) en Haití, reportó 2.271 casos sospechosos de cólera se 4 a la 19 de octubre.

Además, el 53% de los establecimientos de salud en el Departamento de Grand’Anse está inutilizable y seis centros de tratamiento del cólera (CTC) están dañados. En el sur, el 29% de 15 hospitales están dañados, y 3 de los 4 CTC fueron destruidos, uno severamente según las autoridades locales.

“El huracán Matthew creado nuevos peligros para las comunidades afectadas y el riesgo de cólera es alto. Probablemente tenremos que aumentar nuestra respuesta de emergencia a la epidemia a causa del huracán”, dijo Nabarro.

Leave a Reply

Your email address will not be published.