República Dominicana suspende labores escolares y declara alerta roja en 15 provincias

La Defensa Civil ya había activado el jueves de la semana pasada su plan de contingencia ante el posible paso del fenómeno.

República Dominicana suspende labores escolares y declara alerta roja en 15 provincias

SANTO DOMINGO, 02 de octubre (Panorama) — Las autoridades de República Dominicana suspendieron hoy las labores escolares en 24 provincias y declararon alerta roja (máxima) en 15 provincias del sur y oeste dominicano, ante el avance del poderoso huracán “Matthew” por el oeste del país.

El ministro de la Presidencia, Gustavo Montalvo, encabezó este domingo una reunión con los organismos y agencias del gobierno para coordinar acciones frente al avance de “Matthew”, convertido en un huracán de categoría 4.

Según el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos, a las 11:00 hora local (15:00 GMT), el centro de “Matthew” estaba localizado cerca de la latitud 14,0 norte, longitud 74,6 oeste, moviéndose hacia el oeste a casi 6 km/h.

El CNH dijo que un giro hacia el noroeste se esperaba la tarde de este domingo, seguido por un giro hacia el norte por la noche. De acuerdo con la trayectoria pronosticada, el ojo del huracán estaría pasando por el suroeste de Haití y noreste de Jamaica este lunes.

“Ante los posibles efectos sobre el país de la tormenta que atraviesa nuestro territorio, por instrucciones del presidente Danilo Medina el gobierno ha adoptado desde la semana pasada medidas preventivas para salvar vidas y proteger las propiedades de los dominicanos, dando prioridad a aquellas zonas del país que están en alerta roja”, dijo Montalvo.

Montalvo explicó que el Centro de Operaciones de Emergencias (COE) elevó las alertas de emergencia en 31 de las 32 provincias del país. Las provincias en alerta roja son Azua, San José de Ocoa, San Juan de la Maguana, Pedernales, Barahona, Independencia, Dajabón, Monte Cristi, Bahoruco, Elías Piña, San Cristóbal, Peravia, Santiago Rodríguez, Puerto Plata, Valverde.

En alerta amarilla (intermedia) se encuentran Monte Plata, Espaillat, Duarte, María Trinidad Sánchez, Santiago de los Caballeros, Sánchez Ramírez, Monseñor Nouel, La Vega y Gran Santo Domingo, y en amarilla las siete provincias restantes.

“Anunciamos, como consecuencia de esta situación, que las clases quedarán suspendidas en las 24 provincias que se encuentran tanto en alerta roja como en alerta amarilla. La docencia continuará con normalidad en las siete provincias restantes”, dijo el funcionario.

“Bajo este panorama se han dispuestos todos los dispositivos, protocolos y actuaciones correspondientes, priorizando las acciones en aquellas zonas más vulnerables. Se espera que en este mismo día, en las provincias más vulnerables se desplacen hasta 500.000 personas, bien a las viviendas de familiares, bien a los albergues con que cuenta el Estado”, agregó Montalvo.

“Matthew” avanzaba con vientos máximos sostenidos de cerca de 220 km/h. El CNH dijo que algunas fluctuaciones en intensidad son posibles durante los próximos días, pero se espera que permanezca como un huracán poderoso hasta el lunes por la noche.

Los vientos con fuerza de huracán se extienden hasta 55 km del centro y vientos de fuerza de tormenta tropical se extienden a unas 335 km, mientras que la presión central mínima estimada de 27,96 pulgadas.

La Defensa Civil ya había activado el jueves de la semana pasada su plan de contingencia ante el posible paso del fenómeno, y anunció que los directores provinciales y los Comités Municipales de Prevención, Mitigación y Respuesta, coordinan acciones para responder a los efectos que podrían causar las lluvias este fin de semana.

Montalvo dijo hoy que el país cuenta con un total de 3,261 albergues con capacidad para más de 825 mil personas, que están siendo preparados por Defensa Civil, y anunció que a las áreas en alerta roja ya se están trasladando 25.000 raciones de comida y se han hechos llegar 12 cocinas móviles a las áreas más vulnerables.

“De la misma forma, el Ministerio de Salud ya ha puesto en alerta a los diferentes centros de salud y coordinado la disponibilidad de medicamentos con Promese-Cal. También se está trabajando para garantizar el suministro de agua potable en las áreas afectadas, para evitar enfermedades derivadas del consumo de aguas contaminadas”, dijo el ministro de la Presidencia.

Por su parte, el Ministerio de Obras Públicas informó que ya se cuenta con los equipos pesados, necesarios para garantizar la vialidad en cada una de las provincias. Las fuerzas de seguridad, tanto Fuerzas Armadas como Policía Nacional, están también desplegadas, para garantizar la protección de la población y de sus bienes en las áreas en alerta roja.

El Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INDRHI) informó que el sistema en las 34 presas del país está en óptimas condiciones para recibir grandes volúmenes (1.850 millones m3), sin producir evacuación de grandes volúmenes.

Sin embargo, aseguró que se estará monitoreando permanentemente su evolución para tomar las decisiones necesarias que permitan garantizar la seguridad de la población.

El gobierno señaló que también están trabajando en el terreno las brigadas de la CDEEE, que han reforzado sus equipos y estarán dando apoyo a los productores los equipos del ministerio de agricultura y todo el sector agropecuario.

“Estamos ante un fenómeno natural cuyos efectos no pueden ser minimizados y, en ese sentido, debemos actuar con responsabilidad, acogiendo las medidas de las autoridades para prevenir situaciones de riesgos y preservar el bienestar de la gran familia dominicana”, dijo un comunicado.

Además de Montalvo, en la reunión estuvieron presentes el general Rubén Darío Paulino Sem, ministro de Defensa; los ministros de Salud, Altagracia Guzmán, y de Obras Públicas, Gonzalo Castillo; de Educación, Andrés Navarro, y de Agricultura, Ángel Estévez, y el vicepresidente de la CDEEE, Rubén Jiménez Bichara.

También participaron el director del COE, general Juan Méndez García; los directores del INDRHI, Olgo Fernández, y de la Defensa Civil, general Rafael Pichirilo; el director de la Policía Nacional, mayor general Nelson Peguero Paredes, la directora de la Oficina Nacional de Meteorología, Gloria Ceballos, y los directores del Plan Social, Iris Guaba; del IAD, Emilio Toribio, de los Comedores Económicos, Nicolás Calderón, y el director general de Comunicación y portavoz del Gobierno,  Roberto Rodríguez Marchena.

A lo largo de la historia, República Dominicana han sido castigada por el paso de huracanes que dejaron miles de víctimas y millones de dólares en pérdidas.

Entre los más recientes se encuentran el huracán “Goerges”, que a su paso por territorio dominicano en 1998 dejó unos 300 muertos, 100.000 damnificados y daños por 2.193,4 millones de dólares.

De acuerdo con la escala Saffir-Simpson, que clasifica a los huracanes según la intensidad del viento, uno de estos fenómenos puede alcanzar cinco categorías,desde los 119-153 kilómetros por hora (kph), la primera, hasta los 249 kph, en la quinta y más poderosa.

Un huracán es un sistema de baja presión cuyos vientos circulan en sentido contrario a las manecillas del reloj provocando intensas lluvias y tormentas eléctricas, y que es llamado así cuando sus vientos superan los 118 km/h.

Los eventos que anteceden a un ciclón (como también se le llama) son la tormenta tropical, que puede registrar vientos de entre 63 km/h y 117 km/h, y antes que ella la depresión tropical, que se denomina así cuando alcanza vientos de hasta 62 km/h.

Leave a Reply

Your email address will not be published.