El joven empresario Jovenel Moïse es elegido nuevo presidente de Haití en una primera vuelta

El candidato del PHTK logró un 55,67%, muy por encima de su principal competidor, Jude Célestin, que obtuvo un 19,52%.

El joven empresario Jovenel Moïse es elegido nuevo presidente de Haití en una primera vuelta

PUERTO PRÍNCIPE, 28 de noviembre (Panorama) — El joven empresario haitiano Jovenel Moïse, candidato del Partido Haitiano Tèt Kale (PHTK), fue elegido presidente de Haití en primera vuelta, según los resultados preliminares dados a conocer este lunes por el tribunal electoral.

Moïse, de 48 años, logró 595.430 votos a su favor para ubicarse a la cabeza con un 55,67%, muy por encima de su principal competidor, el candidato de la Liga Alternativa para el Progreso y la Emancipación de Haití (LAPEH), Jude Célestin, que obtuvo 208.837 votos para un 19,52%.

Miles de personas acudieron a las urnas el pasado domingo 20 para elegir al nuevo presidente de Haití, en un proceso en el que, pese a algunos incidentes menores, se realizó en calma y con una participación electoral de apenas un 23,3% a nivel nacional, según el Observatorio Ciudadano para la Institucionalización de la Democracia (OCID).

“El pueblo haitiano ha hecho su elección y me ha elegido en la primera ronda. Gracias a todos por su confianza. ¡Viva Haití!”, afirmó Moïse hoy en su cuenta de Twitter, en su primera reacción tras conocerse el anuncio del Consejo Electoral Provisional (CEP).

Según el organismo, el candidato de la plataforma política Pitit Dessalines, Moïse Jean-Charles, quedó en tercer lugar tras haber alcanzado 118.142 votos para el 11,04%, seguido por la candidata del partido Fanmi Lavalas, Maryse Narcisse, quien obtuvo 96.121 para el 8,99% del total de los sufragios.

Cientos de personas se movilizaron este lunes por la capital de Haití, algunas de manera violenta, a la espera del anuncio oficial de los resultados de las elecciones presidenciales, y casi a puertas de una nueva crisis post-electoral debido a denuncias de fraude en el proceso.

Cascos azules de la ONU y unidades especiales de la policía haitiana redoblaron la vigilancia en algunos sectores de Puerto Príncipe, incluyendo la sede del CEP, que a primeras horas de la noche sufrió un apagón de algunos minutos según reportes locales.

El presidente interino de Haití, Jocelerme Privert, ofreció temprano una conferencia de prensa en el Palacio Nacional, sede del Ejecutivo, en la que llamó otra vez a la calma a la población e instó a los candidatos a recurrir a los procesos legales en caso de que los resultados no los satisfagan.

El CEP convocó también a una rueda de prensa pasado el mediodía, pero luego la pospuso hasta bien avanzada la noche de este lunes, mientras seguidores de Lavalas provocaron disturbios para protestar contra lo que su dirigencia llamó la semana pasada un “golpe de Estado electoral”, debido a irregularidades en el recuento de votos.

La embajada de Estados Unidos emitió un comunicado alertando a sus ciudadanos a evitar los alrededores del CEP y de la parte baja de Puerto Príncipe, donde se venían organizando manifestaciones. La prensa haitiana reportó disparos esporádicos en toda la zona metropolitana de Puerto Príncipe desde este domingo, e incluso por la mañana del lunes.

“Felicito al presidente electo Jovenel Moïse, por esta valiente victoria en las urnas, que simboliza el triunfo de la voluntad popular”, afirmó este lunes en su cuenta de Twitter el ex primer ministro haitiano Laurent Lamothe, quien también se postuló a la presidencia, pero fue descalificado por el tribunal electoral.

Próspero empresario del sector bananero, Jovenel Moïse es oriundo del noreste de Haití, aunque de niño se mudó junto a su familia a Puerto Príncipe, donde ya de joven estudió Ciencias Políticas y luego se trasladó al noroeste para desarrollar proyectos rurales.

Delfín del ex presidente Michel Martelly, Moïse prometió durante su campaña hacer de la agricultura base para la recuperación económica, además de promover la educación, el acceso a la salud y la reforma energética. También fortalecer el Estado de derecho, la creación de puestos de trabajo duraderos, la protección del medio ambiente, y el desarrollo de Haití a través del ecoturismo.

El pasado viernes, la firma encuestadora Brides, basada en la revisión de casi un millar de actas electorales, dio la victoria de manera preliminar a Moïse con el 56,68%, seguido por Célestin con el 18,01%; Narcisse con el 10,64%, y Jean Charles Moïse con el 11,41%.

En una encuesta difundida poco antes de las elecciones, Brides también colocaba a Moïse a la cabeza de la preferencia electoral con el 54%, seguido por Célestin (23,3%), Jean Charles Moïse (12,0%) y Narcisse (7,0%).

Además de Lavalas, los partidos LAPEH y Pitit Dessalines también han expresado sus dudas en torno a la transparencia del proceso.

Otros siete senadores escribieron una carta al presidente del CEP, Léopold Berlanger, denunciando irregularidades el 20 de noviembre.

La semana pasada, el director del Centro de Tabulación de Votos (CTV), Robenson Chérilus, informó que el 22,05% del 99,98% de las actas recibidas merece un examen más detenido, por lo que fueron enviados a la unidad de auditoría de ese organismo.

Berlanger ha dicho que el tribunal no tiene la intención de interferir en el conteo de votos ya que se trata de un trabajo técnico, y señaló que lo que le interesa al organismo es la aplicación de la ley y el cumplimiento de las regulaciones.

Las autoridades haitianas se mantenían en alerta máxima a la espera de que el tribunal electoral anuncie oficialmente los resultados.

“Los resultados preliminares de las elecciones no deben de ninguna manera comprometer la estabilidad socio-económica del país”, dijo este lunes el presidente Privert, al tiempo de recordar que el Consejo Electoral Provisional goza de total independencia y que el Ejecutivo se abstiene de cualquier interferencia en el proceso.

Entre tanto, la oficina de comunicación del primer ministro Enex Jean-Charles, informó que después de una sesión especial del Consejo Superior de la Policía Nacional celebrada este lunes, el jefe de gobierno haitiano pidió a la Policía Nacional y las autoridades judiciales tomar todas las medidas necesarias para garantizar la seguridad de vidas y la propiedad de toda la población.

Haití se enfrentó en el 2015 a una grave crisis que no permitió concluir las elecciones programadas ese año.

El proceso se inició el 9 de agosto con una primera vuelta legislativa y continuó el 25 de octubre con presidenciales (que ganó Moïse con el 32,8%), legislativas municipales, pero la oposición denunció fraude y se lanzó a las calles para protestar los resultados.

La situación dejó un vacío institucional que el Parlamento haitiano tuvo que cubrir con la elección de un mandatario provisonal.

Lavalas y el PHTK declararon la semana pasada ganadores a sus respectivos candidatos, cuando la ley electoral atribuye esa función de manera exclusiva al CEP, entidad encargada de organizar los comicios.

Haití inició en junio de este año un nuevo proceso electoral luego de que el CEP anunció que las elecciones se repetirían el pasado 9 de octubre, en primera vuelta, y continuarían el 8 enero del 2017, en caso de un balotaje.

El CEP adoptó esa decisión tras acoger las recomendaciones de una Comisión Independiente de Verificación Electoral que propuso que los comicios en el nivel presidencial realizados el año pasado “se vuelvan a hacer de cero”, pero estos tuvieron que ser suspendidos por el paso del huracán “Matthew” y convocadas nuevamente para el pasado domingo.

Un total de 16.752.300 boletas de votación fueron distribuidas en 11.993 mesas electorales y 1.534 centros de votación que fueron habilitados en todo el país para votar por presidente y por 16 senadores.

Seis mil agentes de seguridad electoral, entre 9.400 miembros de la Policía salieron a las calles para garantizar la seguridad de las elecciones, apoyados por 3.500 policías extranjeros que forman parte de la Misión de la ONU para la Estabilización de Haití (Minustah).

Leave a Reply

Your email address will not be published.