El popular “Joumou”, sopa de calabaza para celebrar la independencia de Haití

El primer día del año es un claro ejemplo del arraigo nacional de Haití, que sus habitantes recuerdan con un plato similar al sancocho caribeño.

El popular “Joumou”, sopa de calabaza para celebrar la independencia de Haití

PUERTO PRÍNCIPE, 1 de enero (Panorama) — El popular “Joumou”, una sopa de calabaza, verduras, carnes y tubérculos, se sirvió hoy en todas las mesas haitianas para celebrar la independencia de este país ocurrida hace 213 años.

El primer día del año es un claro ejemplo del arraigo nacional de Haití, que sus habitantes recuerdan con un plato similar al sancocho caribeño, aunque la diferencia radica en que el plato hecho por los haitianos lleva fundamentalmente auyama (zapallo), hortaliza que los esclavos tenían prohibido consumir por los colonos franceses.

La llamada “Sopa de la Independencia” es degustada cada 1 de enero como símbolo de libertad y hasta con un asomo de revancha.

“Tomar ‘Joumou’ cada primer día del año es perpetuar esta expresión de orgullo, de comunión y unión de los corazones, buscado por los fundadores de la Nación”, dijo al periódico Le Nouvelliste el profesor Kerlin François cita al historiador Vertus Saint-Louis.

La fiesta de Año Nuevo sigue a la Navidad, que en Haití tiene una gran significación debido a que la mayoría del pueblo haitiano profesa el cristianismo combinado con cultos africanos. En la Nochebuena, por lo general, las familias asisten a las iglesias (católicas o protestantes) y luego se reúnen en sus casas para cenar y compartir con sus vecinos.

La cena de Nochebuena varía según la costumbre familiar. Así, muchos haitianos comen cabrito guisado (“chèvre” en créole) o “griot”, cerdo frito acompañado con plátanos verdes aplastados en rodajas y pasados por aceite. Otros comen arroz simple con carne de pollo o de res, además de frutas frescas como uvas y manzanas.

Lo que sí no faltará en ninguna mesa haitiana es la tradicional “Kremas” (en créole), una bebida hecha a base de crema de coco, leche condensada y ron, así como especias como canela, nuez moscada y anís que le dan un sabor particular. Luego de la cena, y según sus propias creencias, muchos bailarán a ritmo de “kompa”, ritmo haitiano parecido al merengue dominicano, y beberán ron o aguardiente.

Leave a Reply

Your email address will not be published.