Moïse es juramentado presidente y pone fin a proceso electoral iniciado a mediados del 2015

El nuevo gobernante de 48 años asistió a una misa oficiada por el cardenal de Haití, Chibly Langlois, y luego encabezó un acto en el Palacio Nacional.

Moïse es juramentado presidente y pone fin a proceso electoral iniciado a mediados del 2015

PUERTO PRÍNCIPE, 7 de febrero (Panorama) — El joven empresario haitiano Jovenel Moïse fue juramentado hoy presidente de Haití, poniendo fin a un proceso electoral iniciado a mediados del 2015 y a una crisis que interrumpió el orden institucional del país durante poco más de un año.

“Haití está de vuelta en el camino de la democracia, el respeto por el pueblo de Haití. Haití es un tesoro, un diamante. ¿Por qué los niños sufren en la pobreza? Esto se debe a que nos negamos a unirnos; esto es lo que vine a decirles: que podemos si queremos, está es la mentalidad lo que tenemos que cambiar”, dijo Moïse.

Moïse, acompañado por su esposa Martine, acudió por la mañana a la sede del Poder Legislativo para prestar juramento como el quincuagésimo octavo presidente de Haití, en una ceremonia a la que asistió la mayoría de senadores y diputados haitianos constituidos en Asamblea Nacional.

Luego, ya juramentado, el nuevo gobernante de 48 años asistió a una misa oficiada por el cardenal de Haití, Chibly Langlois, y luego encabezó un acto en el Palacio Nacional, sede del Poder Ejecutivo, desde donde pronunció su primer discurso como mandatario de la nación.

“Mi misión es construir una sociedad, una nación que nos hará orgullosos”, dijo Moïse, para prometer a seguidas una reforma del sistema de educación, el desarrollo de la agricultura y la industria del turismo, así como fortalecer las instituciones y modernizar el Estado.

El mandatario también se comprometió a trabajar con todos los sectores “para iniciar el cambio que quiere el pueblo haitiano”.

Haití se enfrentó en el 2015 a una grave crisis que no permitió concluir las elecciones. El proceso se inició el 9 de agosto de ese año con una primera vuelta legislativa y continuó el 25 de octubre con presidenciales (que ganó Moïse con el 32,8%), legislativas en segunda ronda y municipales, pero la oposición denunció fraude y se lanzó a las calles para protestar los resultados.

La situación dejó un vacío institucional que en enero del 2016 el Parlamento haitiano tuvo que cubrir con la elección de un mandatario provisonal.

En junio del año pasado los haitianos lanzaron un nuevo proceso luego de que el CEP anunció que las elecciones se repetirían el 9 de octubre, en primera vuelta, y continuarían el 8 enero del 2017, en caso de un balotaje.

El CEP adoptó esa decisión tras acoger las recomendaciones de una Comisión Independiente de Verificación Electoral que propuso que los comicios en el nivel presidencial realizados en el 2015 “se vuelvan a hacer de cero”, pero estos tuvieron que ser suspendidos por el paso del huracán “Matthew” y convocadas nuevamente para noviembre.

El candidato del Partido Haitiano Tèt Kale (PHTK), fue elegido presidente de Haití en primera vuelta, según los resultados definitivos dados a conocer el mes pasado.

Moïse logró 595.430 votos a su favor para ubicarse a la cabeza con un 55,67%, muy por encima de su principal competidor, el candidato de la Liga Alternativa para el Progreso y la Emancipación de Haití (LAPEH), Jude Célestin, que obtuvo 208.837 votos para un 19,52%.

Próspero empresario del sector bananero, Jovenel Moïse es oriundo del noreste de Haití, aunque de niño se mudó junto a su familia a Puerto Príncipe, donde ya de joven estudió Ciencias Políticas y luego se trasladó al noroeste para desarrollar proyectos rurales.

Delfín del ex presidente Michel Martelly, Moïse prometió durante su campaña hacer de la agricultura base para la recuperación económica, además de promover la educación, el acceso a la salud y la reforma energética.

Moïse, que fue acusado de lavado de dinero a través de sus empresas y de aliarse en el sur del país al ex jefe de policía Guy Philippe, acusado de narcotráfico por Estados Unidos, también dijo que fortelecería el Estado de derecho, la creación de puestos de trabajo duraderos, la protección del medio ambiente, y el desarrollo de Haití a través del ecoturismo.

Leave a Reply

Your email address will not be published.