El gobierno de Estados Unidos prorroga por otros seis meses el TPS a miles de inmigrantes haitianos

La medida representa un alivio momentáneo para la comunidad haitiana, pero no un cambio radical en la política del gobierno de Donald Trump.

El gobierno de Estados Unidos prorroga por otros seis meses el TPS a miles de inmigrantes haitianos

WASHINGTON, 22 de mayo (Panorama) — El secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John F. Kelly, anunció hoy su decisión de prorrogar por seis meses el beneficio conocido como Estatus de Protección Temporal (TPS) para Haití, medida que será efectiva desde el 23 de julio de este año hasta el 22 de enero del 2018.

La medida representa un alivio momentáneo para la comunidad haitiana, pero no un cambio radical en la política del Departamento, que evalúa aún una suspensión definitva del sistema a principios del próximo año.

“Después de una cuidadosa revisión de las condiciones actuales en Haití y conversaciones con el gobierno haitiano, he decidido extender la designación de Haití para el Estatus de Protección Temporal por un período limitado de seis meses”, dijo Kelly en un comunicado dado a conocer este lunes.

“Haití ha avanzado en varios frentes desde el devastador terremoto del 2010 y estoy orgulloso del papel que Estados Unidos ha desempeñado durante este tiempo en ayudar a nuestros amigos haitianos”, agregó el funcionario.

A finales de abril, el director interino del Servicio de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS en inglés), James McCament, recomendó finalizar en enero del 2018 el TPS para Haití, programa del que se benefician cerca de 60.000 haitianos para permanecer en Estafos Unidos.

McCament señaló entonces que las condiciones en Haití han mejorado lo suficiente para poner punto final al TPS que beneficia a los haitianos, y ofreció una extensión hasta enero de 2018 para permitir una “transición ordenada”.

Kelly dijo hoy que la economía haitiana sigue recuperándose y creciendo, y el 96% de las personas desplazadas por el terremoto y que viven en campamentos de desplazados internos han abandonado esos campamentos, y que es aún más alentador que más del 98% de estos campamentos hayan cerrado.

“También es indicativo del éxito de Haití en la recuperación del terremoto de hace siete años, los planes declarados del gobierno de Haití de reconstruir la residencia del presidente haitiano en el Palacio Nacional de Puerto Príncipe y la retirada de la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haití”, afirmó el secretario.

El funcionario se mostró particularmente alentado por las declaraciones que le hizo directamente el gobierno de Haití con respecto a su deseo de “dar la bienvenida a la repatriación segura de los receptores haitianos de TPS en un futuro próximo”.

El canciller de Haití, Antonio Rodrigue, y el embajador haitiano en Washington, Paul Altidor, visitaron a Kelly el lunes de la semana pasada en una ofensiva diplomática para contrarrestar la recomendación de McCament, y a la que se le unió el propio presidente Jovenel Moïse, quien envió una carta a su colega estadounidense, Donald Trump, para que considere la ampliación del programa.

“Esta extensión de seis meses debería permitir a los receptores de TPS de Haití que viven en Estados Unidos obtener documentos de viaje y tomar otras medidas necesarias para su partida definitiva de Estados Unidos, y también proporcionar al gobierno haitiano el tiempo necesario para prepararse para La futura repatriación de todos los beneficiarios actuales del TPS”, dijo Kelly este lunes.

“Planeamos continuar trabajando estrechamente con el gobierno haitiano, incluyendo ayudar al gobierno a proveer proactivamente documentos de viaje para sus ciudadanos”, agregó.

El comunicado señaló que antes de la expiración de este período limitado de seis meses, el secretario Kelly reevaluará la designación para Haití y decidirá nuevamente si se justifica la extensión, re-designación o terminación del programa.

El Departamento de Seguridad Nacional también pídió a los receptores de TPS de Haití que no tienen otro estatus migratorio, usar el tiempo antes del 22 de enero de 2018 para prepararse y arreglar su salida de Estados Unidos -incluyendo buscar proactivamente documentación de viaje- o solicitar otro tipo de inmigración Beneficios para los que puedan ser elegibles.

“Creo que existen indicios de que Haití -si su recuperación tras el terremoto de 2010 continúa a ritmo acelerado- no puede justificar una extensión adicional de TPS después de enero de 2018. El TPS promulgado en la ley es intrínsecamente de naturaleza temporal y los beneficiarios deben planificar en consecuencia que este estatus pueda Finalmente terminan después de la extensión anunciada hoy”, señaló el comunicado.

El TPS es un sistema preferencial que permite a ciudadanos haitianos radicados en ese país, trabajar legalmente en territorio estadounidense.

El programa sólo se aplicaba a los haitianos que vivían ilegalmente en Estados Unidos, pero las autoridades estadounidenses la extendieron a los que llegaron a ese país a raíz del terremoto del 12 de enero de 2010.

Se estima que en Estados Unidos viven cerca de 800.000 inmigrantes haitianos, medio millón en la costa Este y unos 300.000 en el estado de Florida.

Haití se encuentra aún en proceso de reconstrucción siete años después del poderoso sismo de 7,3 grados en la escala de Richter que sacudió Puerto Príncipe y que dejó oficialmente 222.570 muertos y daños materiales por 7.900 millones de dólares.

El terremoto dejó además un millón trescientos mil personas sin hogar, según cifras del gobierno, de los cuales 62.000 todavía viven en campamentos para desplazados.

Leave a Reply

Your email address will not be published.