Importante compañía china aterriza en norte de Haití de la mano de empresa de zona franca dominicana

La planta generará entre quinientos y seiscientos puestos de trabajo según el presidente del Grupo M, el dominicano Fernando Capellán.

Importante compañía china aterriza en norte de Haití de la mano de empresa de zona franca dominicana

PUERTO PRÍNCIPE, 8 de agosto (Panorama) — Una importante compañía de la República Popular China aterrizó en el noreste de Haití de la mano del Grupo M, un conglomerado industrial de capital privado de la vecina República Dominicana que administra una zona franca en esa parte del país, informó hoy la prensa local.

Everbright Headwear, de Everbright Group, una empresa basada en Yangzhou, que cuenta con más de 3.000 empleados y tiene una capacidad de producción de hasta 80.000 unidades de gorras por día, abrió su primera fábrica fuera del continente asiático en la localidad haitiana de Ouanaminthe, 317 kilómetros al noreste de Puerto Príncipe, donde opera CODEVI, la empresa de manufactura textil del Grupo M, que da trabajo a cerca de 10.000 haitianos.

“Esta planta generará entre quinientos y seiscientos puestos de trabajo rápidamente. Esa cantidad podría alcanzar los mil puestos de trabajo”, dijo al periódico Le Nouvelliste Fernando Capellán, presidente del Grupo M, a propósito de la apertura de la fábrica el miércoles de la semana pasada.

Capellán destacó que Everbright Headwear es una compañía global que fabrica la “mayoría de los cascos producidos en todo el mundo” para diferentes, y señaló que, a plena capacidad, la nueva fábrica producirá tres millones de cascos al año, inclusive para la Mayor Ligue Beisboll de Estados Unidos.

“El establecimiento de esta empresa es el punto de partida para que otras compañías chinas puedan venir a Haití”, dijo el empresario dominicano, para destacar que su empresa “cree en la nueva administración del presidente Jovenel Moïse, que apoya fuertemente la inversión extranjera”.

La República Popular China mantiene una importante presencia en Haití a través de una Representación Comercial Permanente dirigida hasta la semana pasada por Jun Ling.

El alto representante, que sirvió en Puerto Príncipe durante los últimos dos años, reiteró en una visita de cortersía al ministro haitiano de Planificación, Aviol Fleurant, el interés de Beijing de cooperar con el gobierno del presidente Jovenel Moïse, muestra de lo cual es la elaboración de una guía junto al Centro de Facilitación de Inversiones (CFI), que permitiría a inversionistas chinos “explorar mejor las ventanas de oportunidad en Haití.

Desde la creación de una fuerza multinacional de las Naciones Unidas para Haitíen el 2004, hasta finales de marzo del 2010, la República Popular China contribuyó al mantenimiento de la paz en este país, incluso con pérdidas humanas como los ocho policías chinos integrantes de la Misión de la ONU para la Estabilización de Haití (Minustah), que murieron en el devastador terremoto de enero de ese año.

Sólo entre mayo del 2004 a noviembre del 2008 China movilizó a más de un millar de agentes en la Minustah, que actualmente ejecuta un plan de retiro definitivo.

Tras la salida de la República Popular China de la Misión de la ONU, el gobierno chino ha mantenido su cooperación financiera y su apuesta a la inversión en obras para el desarrollo de Haití.

El gobierno haitiano firmó hace dos años un memorando de entendimiento con la firma China National Automation Control System Corp. (CACS), una filial especializada en tecnología, ingeniería y comercio de la gigantesca corporación China National Machinery Industry Group (Sinomach).

El contrato con CACS debe permitir la construcción de las nuevas sedes del Ministerio de Hacienda, de Aduanas, de la Dirección General de Impuestos y del Tribunal de Cuentas.

Además, l gobierno y empresas chinas anunciaron su interés de intervenir en la mejora y ampliación del corredor vial entre Puerto Príncipe y Malpasse, importante paso fronterizo con la vecina República Dominicana; la construcción de dos carreteras en Gonaïves y Port-de-Paix (Norte), y de un teleférico que unirá la localidad de Labadie con el monumento arqueológico de la Citadelle Laferrière, también al norte del país.

La semana pasada, el alcalde de Puerto Príncipe, Ralph Youri Chevry, sostuvo varias reuniones con los miembros de una delegación de la República Popular China, qye visitó el país en una misión de ocho días a Haití.

Chevry informó que los encuentros se centraron en la reconstrucción del edificio principal del ayuntamiento y de la construcción de varios mercados públicos en el territorio el municipio de Puerto Príncipe.

Haití trata de superar una larga crisis política que atrásó las elecciones durantes dos años y que culminó con la toma de posesión del actual presidente Jovenel Moïse.

Los haitianos buscan también afianzar el proceso de reconstrucción nacional siete años después del terremoto del 2010 dejó 222.570 muertos y pérdidas materiales por unos 7.900 millones de dólares.

Leave a Reply

Your email address will not be published.