El mortal huracán “María” deja 5 víctimas y miles de desplazados en República Dominicana y Haití

El poderoso ciclón dejó al menos 46 muertos a su paso por el Caribe, y la mayor destrucción en Dominica y Puerto Rico.

El mortal huracán “María” deja 5 víctimas y miles de desplazados en República Dominicana y Haití

Javier Valdivia

MIAMI, 23 de septiembre (Panorama) — El mortífero huracán “María” dejó 5 muertos a su paso por República Dominicana y Haití, donde también se reportaron miles de desplazados y decenas de pequeñas localidades que hoy seguían incomunicadas.

El presidente Danilo Medina recorrió la víspera las comunidades más impactadas por el huracán y comprobó las labores de mitigación y normalización que llevan a cabo los organismos de rescate. El mandatario visitó Miches (El Seibo), Loma Atravesada (Samaná), Boba y Nagua (María Trinidad Sánchez) y San Francisco de Macorís y Moca (Espaillat).

Tras dejar daños catastróficos en Dominica y Puerto Rico, “María” soltó su terrible fuerza sobre República Dominicana el pasado jueves convertido en un huracán categoría 5, con vientos máximos de 193 kph, y enrumbó al norte tras dejarse sentir también en el norte y centro de Haití, aunque con menor fuerza que en territorio dominicano.

El Centro de Operaciones de Emergencia (COE) informó este sábado en Santo Domingo que 128 viviendas resultaron totalmente destruidas y 766 parcialmente afectadas de un total de 3.921 que inundaron las crecidas de varios ríos.

El directo del COE, general Juan Méndez García, dijo en una conferencia de prensa que 8.237 personas tuvieron que ser desplazadas a casas de familiares y otras 3.222 albergadas en refugios oficiales. Al día de hoy dos provincias, Montecristi y Duarte, se mantienen en alerta roha, 20 en amarilla (intermedia) y 5 en verde (mínima).

Comisiones del gobierno central salieron hoy de Santo Domingo a “lugares puntuales” con el “objetivo es actuar lo más rápido posible para reparar los daños causados a las estructuras viales” es iniciar de inmediato los trabajos que requieran las comunidades, dijo el ministro Administrativo de la Presidencia, José Peralta, tras una reunión dirigida por el presidente Medina el viernes.

Para ponerse al frente de los operativos, el mandatario volvió el martes de Nueva York, adonde viajó para participar en el 72º período de sesiones de la Asamblea General de la ONU que se abrió esta semana.

En su lugar, el canciller Miguel Vargas dijo ante la asamblea que la vulnerabilidad del Caribe y de República Dominicana ante fenómenos como loos huracanes plantea un riesgo “que no podemos afrontar solos”, por lo que el país reitera la propuesta de crear un fondo especial para enfrentar este tipo de catástrofes.

Este sábado, la Unidad Humanitaria de Rescate (UHR) del Ejército dominicano, comandos y efectivos de la Armada removían escombros provocados por “María” en las calles del municipio de Miches, y la Defensa Civil rescató a 24 ciuddadanos haitianos de casi un centenar que quedaron atrapados entre las inundaciones en la provincia Valverde-Mao.

El Consejo Nacional de la Empresa Privada (Conep), que agrupa al sector empresarial dominicano, expresó su solidaridad con todas las familias de las comunidades afectadas por el paso del huracán por el país, que seguirá recibiendo “precipitaciones importantes” en las próximas horas por la circulación del fenómeno según la Oficina Nacional de Meteorología (Onamet).

A mediados de este mes, el huracán “Irma” dejó en República Dominicana 24.116 desplazados, a un millón y medio sin agua potable por daños en 56 acueductos y 38 localidades incomunicadas. El COE señaló que 2.683 viviendas resultaron afectadas, 114 de ellas totalmente destruidas, pero no reportó pérdidas humanas.

En el vecino Haití, “María” causó la muerte por ahogamiento de un hombre de 45 años que intentó cruzar el río Grand Ravine, en el Departamento del Norte, la mañana del jueves, mientras otras dos personas perecieron impactadas por un rayo en Cornillon, en la comuna de Croix-de-Bouquets, en las afueras de Puerto Príncipe.

El fenómeno, que obligó a las autoridades a declarar alerta naranja (intermedia) en la franja costera del norte del país, provocó inundaciones en Ferrier, Bocozel y Grande Saline (localidad de Saint-Marc), como resultado de las aguas ascendentes de los ríos.

Unos 30 refugios provisionales fueron abiertos en el Nordeste, el Noroeste y el Artibonito, el Ministerio del Interior canceló las operaciones de cabotaje en toda la costa norte, y las escuelas permanecieron cerradas este viernes en los departamentos más afectados (Norte, Nordeste y Noroeste).

Desde el jueves, varias familias fueron llevadas a una iglesia en Cabo Haitiano debido a las inundaciones, y militares del Cuerpo de Ingenieros de las nuevas FFAA de Haití se trasladaron a Fort-Liberté (noroeste) para dirigir al día siguiente las labores de recuperación.

Entre tanto, la Dirección de Protección Civil de Haití levantó la alerta el viernes, pero hoy advirtió que la estela de “María” causará lluvias aún, sobre todo este domingo.

Hace dos semanas, el paso del hurácan “Irma” por el norte de Haití causó la muerte de una persona y lesiones leves a otras 17, además de un desaparecido y 12.539 evacuados.

El balance oficial final arrojó además 4.903 casas inundadas en todo el territorio nacional, 2.646 de ellas muy deterioradas y 466 totalmente destruidas. En total, 8.015 familias, sobre todo en el extremo norte y oeste del país, quedaron en situación de desastre.

“Irma”, el más poderoso ciclón de la temporada, dejó sentir su fuerza sobre Haití convertido en un huracán categoría 5, con vientos máximos de 281 kph, tras pasar por el norte de República Dominicana con la misma potencia, y reducir su poder a 249 kph (categoría 4) al dejar la isla Hispaniola y acercarse a la vecina Cuba.

En total, el fenómeno dejó alrededor de 70 muertos a su paso por el Caribe y Estados Unidos, y pérdidas por hasta 55.000 millones de dólares.

Varias carreteras resultaron interrumpidas en diversos puntos del país, y el antiguo puente fronterizo Ouanaminthe-Dajabón, en la frontera con República Dominicana, colapsó por la crecida del río Masacre. La agricultura también registró daños importantes que no han sido cuantificados aún por las autoridades.

Al menos 601 refugios fueron habilitados en todo el país, y el primer equipo de tropas del Cuerpo de Ingenieros Militares de las nuevas FFAA haitianas fue desplazado en el norte para acciones de campo.

Los ayuntamientos de las zonas costeras recibirán entre 200.000 y 500.000 gourdes (entre 3.000 y 7.800 dólares), para hacer frente a las primeras intervenciones de emergencia llevadas a cabo por 10.000 voluntarios de la Cruz Roja Haitiana y 8.000 brigadistas de Protección Civil.

República Dominicana y Haití están ubicados en el área de influencia de huracanes, cuya temporada anual se inicia oficialmente el 1 de junio y concluye el 30 de noviembre, y que el año pasado dejó más de medio millar de muertos y millones de dólares en pérdidas en la región.

En República Dominicana, el huracán “Mathew” dejó el año pasado 4 muertos y casi 22 mil despalzados, y originó grandes acumulados de lluvias, principalmente en el aeropuerto María Montez, de Barahona, Santo Domingo (Jardín Botánico y Mirador del Sur) y San Pedro de Macorís (Los Llanos), con valores que superaron los 260 milímetros de precipitaciones.

En Haití, “Matthew” causó 546 muertos, 128 desaparecidos, 175 mil damnificados y 2.000 millones de dólares en pérdidas sobre todo en el suroccidente haitiano, además de que obligó a postergar unas cruciales elecciones generales.

Un huracán es un sistema de baja presión cuyos vientos circulan en sentido contrario a las manecillas del reloj provocando intensas lluvias y tormentas eléctricas.

La formación más débil se llama depresión tropical y alcanza los 62 kilómetros por hora (km/h), le sigue la tormenta tropical, con vientos de entre 63 km/h y 117 km/h, y el huracán, que es llamado así cuando supera los 118 km/h.

La escala Saffir-Simpson (que clasifica a este fenómeno según la intensidad eólica) comprende vientos desde 119-153 kilómetros por hora, en el primer nivel, hasta los 249 kilómetros por hora, en la quinta y más poderosa categoría.

Leave a Reply

Your email address will not be published.