La Minustah deja oficialmente Haití tras 13 años de logros y bajas, pero también de abusos y cólera

El organismo cederá el paso a una nueva Misión de la ONU de Apoyo a la Justicia en Haití (Minujusth), creada para consolidar los avances logrados.

La Minustah deja oficialmente Haití tras 13 años de logros y bajas, pero también de abusos y cólera

Javier Valdivia
MIAMI, 15 de octubre (Panorama) — La Misión de la ONU para la Estabilización de Haití (Minustah) culminó hoy oficialmente su labor en este país tras trece años de acompañamiento a las autoridades haitianas, que le causaron, incluso, alrededor de 200 bajas, casi la mitad en el terremoto del 2010, pero también duras críticas por casos de abuso sexual no sancionados y por la propagación del cólera –finalmente aceptada por las Naciones Unidas–, que mató a poco más de 9.000 haitianos.
La Minustah cederá el paso a una nueva Misión de la ONU de Apoyo a la Justicia en Haití (Minujusth), creada este año por el Consejo de Seguridad “con el propósito de consolidar los avances logrados mediante el robustecimiento de las instituciones y el estado de derecho, el desarrollo de la policía y el fortalecimiento de los derechos humanos”.
La Minujusth, que asumirá funciones este lunes, estará a cargo del guineano Mamadou Diallo en calidad de Representante Adjunto, Coordinador Residente de la ONU, Coordinador Humanitario y Representante Residente del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Diallo sirvió antes como Director Regional para África Occidental y Central del Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/SIDA (ONUSIDA).
El cargo de jefe de la Minujusth está pendiente de designación.
“Haití ha logrado importantes avances políticos con el apoyo de la MINUSTAH. Felicito a la misión al terminar su mandato”, dijo hoy en su cuenta de Twitter, el secreterio general de la ONU, Antonio Guterres.
Según un comunicado de Naciones Unidas, el pasado jueves, en el debate final sobre Haití en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, Sandra Honoré, representante especial del Secretario General de la ONU y jefa de la MINUSTAH, aseveró que, tras 13 años y medio, el país goza de mayor estabilidad y padece menos inseguridad.
A pesar de existir todavía muchos desafíos, la población del país caribeño goza de mayor seguridad y la violencia política ha disminuido de “manera considerable”, afirmó Honoré. “Los haitianos ya no son rehenes de las pandillas armadas. Las fuerzas policiales, que cuentan ahora con 14.000 miembros, han crecido no solamente en cantidad sino también en capacidad y ya están establecidas las tres ramas del poder”.
La Minujusth tendrá un componente policial y un componente civil. El primero consistirá en siete unidades conformadas por 980 agentes de policía desplegados en cinco departamentos: Oeste, Artibonite, Grand’Anse, Nippes y Norte. Además de estas Unidades de Policía Constituidas se implementarán 295 oficiales de policía individuales en los diez departamentos del país en apoyo a la fuerza local para desarrollar las capacidades de oficiales y altos oficiales de policía.
El componente civil de la Minujusth estará compuesto por 351 personas civiles (nacionales y extrnajeros), con sede en Puerto Príncipe. Al mismo tiempo, según Honoré, las 19 agencias, fondos y programas del sistema de las Naciones Unidas en Haití continuarán apoyando al Gobierno y al pueblo de Haití en las áreas de desarrollo y para alcanzar los objetivos de desarrollo sostenible.
India y México ya han adelantado que participarán con efectivos policiales en la nueva misión de la ONU en Haití.
El jueves, la representante especial saludó también las reformas iniciadas por el presidente Jovenel Moïse, especialmente su plataforma “Caravana para el Cambio”.
“Sin embargo, esos son solo los primeros pasos. Son necesarios esfuerzos incansables por parte no solamente de las autoridades, sino también de todos los actores haitianos para consolidar esas ganancias, asegurar la sostenibilidad de la estabilidad política, además de sostener y reforzar el funcionamiento de las instituciones democráticas “, afirmó Honoré según un comunicado.
En una entrevista con Noticias ONU, la jefa de la Minustah alentó además al país a utilizar la nueva misión creada en apoyo a la justicia en Haití para “avanzar con la consolidación del estado de derecho en el interés del pueblo haitiano”.
Pero diversos sectores haitianos lanzaron, desde el anuncio de su creación, duras críticas a la misión que aún no se ha instalado.
El propio presidente del Senado de Haití, Youri Latortue, dijo a la prensa local que la Misión de las Naciones Unidas de Apoyo a la Justicia deberá contar con el beneplácito del Parlamento de Haití, que no fue logrado cuando se creó la Minustah porque este no existía.
“Es necesario revisar el contexto político que ya no es el mismo. Hoy la pregunta es totalmente diferente. Hay un Parlamento: la Cámara de Diputados y el Senado. Cualquier acuerdo con Haití debe ir al parlamento”, dijo el legislador.
La Minustah fue establecida el 1 de junio del 2004 por una resolución del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y sucedió a una Fuerza Multinacional Provisional autorizada por el organismo mundial en febrero de ese año, después de la partida al exilio del entonces presidente Jean Bertrand Aristide.

Leave a Reply

Your email address will not be published.