Haití alude ausencia de tratado de extradición con R. Dominicana en caso de nueva tensión fronteriza

una delegación interministerial viajó para reunirse con los representantes electos locales del área de Anse-à-Pitres en torno a la crisis de Pedernales

Haití alude ausencia de tratado de extradición con R. Dominicana en caso de nueva tensión fronteriza

Javier Valdivia

MIAMI, 15 de marzo (Panorama) — Haití aludió hoy la ausencia de un tratado de extradición con República Dominicana, al referirse al asesinato de una pareja dominicana posiblemente en manos de un ciudadano haitiano en territorio dominicano, causa de nuevas tensiones en la frontera entre ambos países.

El ministro haitiano de Relaciones Exteriores, Antonio Rodrigue, confirmó en una conferencia de prensa que el haitiano acusado del crimen se encuentra detenido en la localidad de Jacmel, 86 kilómetros al sureste de Puerto Príncipe, pero destacó que “aún no se ha presentado una solicitud formal por parte del gobierno dominicano”.

“Existen acuerdos entre Haití y la República Dominicana, pero desafortunadamente no existe un tratado de extradición entre los dos países. En este caso, sería un haitiano el que habría cometido un crimen en la República vecina; esto puede pesar en el proceso”, dijo Rodrigue.

El asesinato a mediados de febrero del dominicano Julio Reyes Pérez Matos, de 66 años, y de su esposa Nereida Urbáez, 65, en la localidad de Pedernales, 335 kilómetros al suroeste de Santo Domingo, fue atribuida a un inmigrante haitiano identificado como Noel Ednol, y desató la ira de la familia de las víctimas por la inacción de las autoridades de ambos países.

Esta semana, los familiares de la pareja asesinada amenazaron con linchar a todos los haitianos radicados en esa alejada comunidad fronteriza con Haití, lo que llevó a decenas de familias haitianas a cruzar la frontera, y obligó al ejército dominicano a intervenir para evitar los choques que ya se venían produciendo entre ciudadanos de ambos países.

“La actual crisis en Pedernales es multidimensional: diplomática, humanitaria… De hecho, un gran número de haitianos se encuentra actualmente en Anse-à-Pîtres (localidad haitiana ubicada a escasa distancia de Pedernales) que no está preparado para recibir a esa población”, dijo Rodrigue citado por el Ministerio de Comunicación de Haití.

“La situación es actualmente muy complicada en Pedernales, lo que dificulta la verificación de la información… Por ahora, la situación es relativamente tranquila, la mayoría de los haitianos huyeron a Anse-à-Pitres”, agregó el jefe de la diplomacia haitiana.

Rodrigue agregó que la respuesta del gobierno “fue inmediata”, y aseguró que el presidente haitiano Jovenel Moïse  instruyó a las autoridades a acompañar a las poblaciones desplazadas y garantizar el respeto de sus derechos.

De hecho, el Ministerio haitiano de Comunicación informó hoy que una delegación interministerial partiría de Puerto Príncipe para reunirse con los representantes electos locales del área de Anse-à-Pitres en torno a la crisis de Pedernales, donde el cruce fronterizo se mantiene aún cerrado.

“Todo el gobierno se ha movilizado para responder a esta situación… Hacemos un llamamiento a la población de Anse-à-Pîtres para facilitar, junto con el gobierno, la integración de las poblaciones desplazadas”, dijo Rodrigue, quien agregó que “en las relaciones internacionales, los canales diplomáticos deberían usarse para el comercio, y debe haber un diálogo permanente entre las autoridades de ambos países”.

El periódico dominicano Diario Libre informó que la Policía Nacional realiza a los “trámites necesarios para lograr la extradición del ciudadano haitiano”, hecho que fue negado hoy por el canciller de Haití.

El matutino dominicano también dijo que supo por de fuentes que el presidente Moïse habría elogiado la actuación de las Fuerzas Armadas dominicanas para contener las agresiones contra sus compatriotas, pero el gobierno haitiano ha confirmado esa declaración.

El caso de Pedernales, ahora en relativa calma, no es nuevo en el historial de tensiones entre Haití y República Dominicana, países que comparten la isla Hispaniola, en el centro del Caribe.

En noviembre del 2013, una pareja de dominicanos fue asesinada en la localidad de Neiba, 230 kilómetros al oeste de Santo Domingo, y un haitiano fue linchado al ser confundido con los verdaderos asesinos, también dos inmigrantes provenientes de Haití que huyeron a su país de acuerdo con las autoridades.

Debido al hecho decenas de familias haitianas buscaron refugio en cuarteles y comisarías dominicanas para evitar represalias, y algunas de ellas, poco más de cien según el gobierno dominicano, retornaron voluntariamente a su país.

En la conferencia de prensa, el canciller de Haití estuvo acompañado por la ministra de Asuntos de Haitianos en el Exterior, Stéphanie Auguste, quien ratificó la movilización del gobierno a la localidad fronteriza con República Dominicana.

También anunció que las autoridades establecerán campamentos de recepción en las zonas fronterizas para facilitar el cuidado digno de los inmigrantes ilegales, incluidos los procedentes de Bahamas, donde miles corren el riesgo de ser deportados.

Auguste instó  además a las “autoridades competentes” a investigar la operación de compañías que realizan vuelos chárter a Chile, por el caso de un centenar de haitianos impedidos de ingresar a ese país, “ya que a menudo las reservas superan con creces la capacidad de los transportistas, lo que crea dificultades”.

Leave a Reply

Your email address will not be published.